• Caracas (Venezuela)

Ignacio Serrano

Al instante

El próximo grandeliga ya está en acción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Teodoro Martínez fue el primer bateador en pararse en el home del estadio Universitario esta temporada.

Pocas personas en el atestado parque capitalino sabían que ese muchacho, alineado como abridor en el orden ofensivo de los Tigres, asistió al cemento de Los Chaguaramos siendo niño, cuando su papá brillaba como una de las principales estrellas de la LVBP.

Teodoro Martínez es hijo del Café Martínez, la última gran figura de aquellos Tiburones de Pedro Padrón Panza.

Al igual que su hermano José, outfielder de La Guaira, Teodoro tiene el lógico atractivo de su linaje, para periodistas y scouts. Pero tiene otro atractivo adicional, quizás más importante: es un prospecto legítimo de nuestro beisbol.

Martínez refrendó las expectativas con dos inatrapables, sus primeros en esta liga. Tiene talento para jugar pelota. En 2009, con 17 años de edad, robó 34 bases en 42 intentos con la sucursal de los Rangers en la Dominican Summer League, el primer peldaño de la pirámide de desarrollo. Y en 2013, con el Frisco, en doble A, sacudió 15 jonrones a los 21 años de nacido.

Hay muy buenas posibilidades de que el hijo menor del Café llegue a las Grandes Ligas dentro de no mucho tiempo. El próximo grandeliga pudiera estar ya en acción delante de nosotros.

Renato Núñez, por ejemplo. Allí estaba, con su estampa de bigleaguer y sus 20 años de edad, como séptimo bate de los propios Tigres.

Núñez se ponchó en sus primeros tres turnos y recibió un pelotazo en uno de los omoplatos en su cuarta aparición legal. Nada para destacar en una crónica y menos en una primera plana.

El carabobeño, sin embargo, es un pelotero especial. Ningún criollo dio más jonrones que él en las menores, esta temporada, con 29 estacazos de vuelta completa, y año a año ha superado sus números en las granjas de los Atléticos.

En 2014 jugó en clase A avanzada. En 2015 posiblemente empezará en doble A, con opción de llegar a las Grandes Ligas.

Esa noche, en el lineup de los Leones, Danry Vásquez apareció como octavo en el orden ofensivo y jardinero izquierdo.

Como Núñez, Vásquez es un importante prospecto de julio 2. Importante por su bono y porque ese bono estuvo determinado por sus capacidades para jugar pelota. Está un año detrás del antesalista, aunque viene de jugar en clase A avanzada. Acaba de soplar 20 velitas.

Con el Lancaster, filial de los Astros, bateó esta vez para .291/.353/.407, con 30 tubeyes en 114 encuentros, lo que es una rareza a esa edad y en esa categoría.

En Puerto La Cruz, Odúbel Herrera disputaba su primer encuentro en la LVBP.

Herrera es zuliano, tiene 22 años de edad y muy posiblemente será uno de los nuevos grandeligas de Venezuela en 2015. Estuvo con el Frisco, doble A de los Rangers, al igual que Teodoro Martínez, y bateó para .321/.373/.402/.775.

José Rondón, entretanto, apareció en las paradas cortas del Magallanes, en Valencia. Nació hace 20 años, y como Herrera y Martínez, descargó su primer hit en la liga.

El aragüeño, nativo de Villa de Cura, ya vio acción en un estadio de Grandes Ligas. Fue con ocasión del Juego de Estrellas del Futuro, en el Target Field de Minnesota, gracias a una ofensiva que le dejó con .301/.371/.390.

¿Quién dijo que la pelota en octubre puede ser aburrida? Varios de nuestros próximos grandeligas ya están en acción.


Twitter: @IgnacioSerrano

iserrano@el-nacional.com

www.elemergente.com