• Caracas (Venezuela)

Henryk Gzyl

Al instante

Ayudemos al señor Draghi

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hace mucho el señor Mario Draghi, del Banco Central Europeo, emitió un boletín en el cual anunciaba que la zona euro está inmersa en una caída de la inflación. Está muy preocupado, pues la inflación no pasa de 0,4%, y que hace falta subirla.

No sé si el Draghi conoce de la existencia del famoso ministro de Planificación del régimen chavista, el ingeniero Jorge Giordani (con quien podría entenderse, o al menos comunicarse en su lengua natal). Tampoco sé si el señor Draghi conoce al  famoso trío Iglesias-Monedero-Serrano.

Los tres últimos por una módica tarifa de unos milloncitos de euros podrán formularle unas simples reglas para subir la inflación. Aquí se aplicaron con éxito.

Pero para asegurarse de que la inflación suba, podría llevarse a Europa a todo el gabinete económico (incluido el alto gobierno), y los deja implementar unas pocas medidas de las que han implementado en Venezuela: que expropien e intervengan la producción agropecuaria, que le hagan la vida imposible a los empresarios y que obliguen a los comerciantes a vender por debajo de costo. Además, invéntese una guerra económica, por ejemplo de los orientales y americanos en contra de los europeos, para justificar las expropiaciones. Seguro que la inflación comienza a subir. Pregúntele a los países de la CEE que antes eran parte del socialismo (del siglo XX) para que vea que la propuesta funciona.

Pero si la cosa tarda mucho, proponga un control de cambio y un Cadivi para el control de transferencias monetarias, incluso dentro la propia comunidad.

Es más, teniendo en cuenta cómo están las cosas aquí, si les ofrecen residencia en algún país mediterráneo a todos los que son o fueron miembros de los varios gabinetes económicos, y si les pagan las asesorías como el gobierno venezolano se las pagó al trío Iglesias-Monedero-Serrano, seguramente tendrán un incentivo serio en colaborar.

Verdaderamente es una pena que los europeos no sepan del éxito que han tenido las políticas implementadas en Venezuela durante la transición al socialismo del siglo XXI. En pocos años, el tipo de cambio de multiplicó por 1.600 y el precio de la canasta básica se multiplicó por 1.000. 

A quien el Sr. Draghi no debe contratar de asesor es al Sr. Salas, vicepresidente para el área económica, pues según él, la inflación no existe. Él que se quede haciendo colas para comprar con Jacqueline Farías.