• Caracas (Venezuela)

Henrique Salas Römer

Al instante

Cuando la noche cayó

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Connombre evocador*, y siglas insinuantes de un dulce amanecer, comenzó a tomarcuerpo en el sueño de Fidel. Era diciembre de 2004 cuando nació ALBA, ese sueñode dominación política continental que por décadas el caudillo caribeño habíaalbergado. Once años más tarde, la oscuridad se aproxima.

Fidelestá ido y Chávez no está. Los excedentes petroleros se marcharon y con la manoextendida al Imperio, la desafiante Revolución cubana ha fenecido.

Cristinay Dilma han sido políticamente derrotadas. La primera al truncarse la sucesiónque anhelaba; la segunda, acosada por un agudo malestar social, y por graves acusacionesque la obligan a pactar.

RafaelCorrea en Ecuador lee las señales del tiempo, y anuncia que no volverá aaspirar. Las islas del Caribe que con su voto y por su número tantocontribuyeron a aislar a Estados Unidos en la OEA, de nuevo miran hacia elnorte.

Yen Venezuela, el 6 de diciembre, nuestro fantasioso y corrompido “proceso”entró en su etapa final.

Elchavismo llegó al poder con el petróleo a 8 dólares, y perdió el Parlamento,habiendo destruido moral y materialmente al país, cuando la cotización delcrudo es aun cuatro veces mayor.

¿PodráMaduro retener el poder?

Muchome temo, le señalé a Shirley, en su recordado programa de opinión, “mucho metemo –le dije en enero de 2013– que los tiempos sociales rebasen los tiemposconstitucionales”.

¿Qué quedará del sueño que tardíamenteconstruyó Fidel?

Algo.Unasur (2008) y Celac (2010) son foros hemisféricos que al excluir a EstadosUnidos y Canadá, pueden convertirse, al margen de idioteces ideológicas, enespacios útiles de concertación entre naciones que tienen una historia pareciday una ubicación geográfica común.

De resto, nada. ALCA, la alianzacomercial propiciada por Estados Unidos, muy pronto se insertará por inercia enel Acuerdo Transpacífico deCooperación Económica (TPP son sus siglas en inglés) que yaincluye a Chile, México y Perú, además de Australia, Brunei, Canadá, Japón,Malasia, Nueva Zelanda, Singapur, Estados Unidos y Vietnam– cuya dimensiónconjunta representa 40% de la economía mundial. Otros, se sumarán.

Paramuestra un botón. Mauricio Macri, el recién electo presidente argentino, apuntará,así lo afirmó, a que Mercosur converja con la Alianza del Pacífico, a mediopaso del TPP.

Atenazadas las principalesnaciones del continente por el colapso de los precios de las commodities (petróleo, minerales,productos del agro de consumo masivo), expresiones populistas, además teñidasde corrupción, van dando paso a las nuevas realidades.

Fidelsupo aprovechar la ingenuidad de Hugo Chávez, su petróleo y su talento, paraaislar por un instante a Estados Unidos en su propio hemisferio. Pero la ley degravedad se ha impuesto y esos logros ahora le sirven al régimen cubano solopara negociar, a cambio de mediación, su propia pervivencia.

¿YVenezuela? Ya lo sabemos.

EnALBA, la oscuridad se aproxima, corrijo, la noche ya cayó.

 

*AlianzaBolivariana para los pueblos de América

Cuando la nochecayó

 

Henrique Salas Römer

 

Connombre evocador*, y siglas insinuantes de un dulce amanecer, comenzó a tomarcuerpo en el sueño de Fidel. Era diciembre de 2004 cuando nació ALBA, ese sueñode dominación política continental que por décadas el caudillo caribeño habíaalbergado. Once años más tarde, la oscuridad se aproxima.

Fidelestá ido y Chávez no está. Los excedentes petroleros se marcharon y con la manoextendida al Imperio, la desafiante Revolución cubana ha fenecido.

Cristinay Dilma han sido políticamente derrotadas. La primera al truncarse la sucesiónque anhelaba; la segunda, acosada por un agudo malestar social, y por graves acusacionesque la obligan a pactar.

RafaelCorrea en Ecuador lee las señales del tiempo, y anuncia que no volverá aaspirar. Las islas del Caribe que con su voto y por su número tantocontribuyeron a aislar a Estados Unidos en la OEA, de nuevo miran hacia elnorte.

Yen Venezuela, el 6 de diciembre, nuestro fantasioso y corrompido “proceso”entró en su etapa final.

Elchavismo llegó al poder con el petróleo a 8 dólares, y perdió el Parlamento,habiendo destruido moral y materialmente al país, cuando la cotización delcrudo es aun cuatro veces mayor.

¿PodráMaduro retener el poder?

Muchome temo, le señalé a Shirley, en su recordado programa de opinión, “mucho metemo –le dije en enero de 2013– que los tiempos sociales rebasen los tiemposconstitucionales”.

¿Qué quedará del sueño que tardíamenteconstruyó Fidel?

Algo.Unasur (2008) y Celac (2010) son foros hemisféricos que al excluir a EstadosUnidos y Canadá, pueden convertirse, al margen de idioteces ideológicas, enespacios útiles de concertación entre naciones que tienen una historia pareciday una ubicación geográfica común.

De resto, nada. ALCA, la alianzacomercial propiciada por Estados Unidos, muy pronto se insertará por inercia enel Acuerdo Transpacífico deCooperación Económica (TPP son sus siglas en inglés) que yaincluye a Chile, México y Perú, además de Australia, Brunei, Canadá, Japón,Malasia, Nueva Zelanda, Singapur, Estados Unidos y Vietnam– cuya dimensiónconjunta representa 40% de la economía mundial. Otros, se sumarán.

Paramuestra un botón. Mauricio Macri, el recién electo presidente argentino, apuntará,así lo afirmó, a que Mercosur converja con la Alianza del Pacífico, a mediopaso del TPP.

Atenazadas las principalesnaciones del continente por el colapso de los precios de las commodities (petróleo, minerales,productos del agro de consumo masivo), expresiones populistas, además teñidasde corrupción, van dando paso a las nuevas realidades.

Fidelsupo aprovechar la ingenuidad de Hugo Chávez, su petróleo y su talento, paraaislar por un instante a Estados Unidos en su propio hemisferio. Pero la ley degravedad se ha impuesto y esos logros ahora le sirven al régimen cubano solopara negociar, a cambio de mediación, su propia pervivencia.

¿YVenezuela? Ya lo sabemos.

EnALBA, la oscuridad se aproxima, corrijo, la noche ya cayó.

 

*AlianzaBolivariana para los pueblos de América