• Caracas (Venezuela)

Héctor Cruces

Al instante

Héctor Cruces

Dietas detox: no se beba la vida

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo último en la extensa lista de dietas para perder peso consiste en suprimir comidas principales por “jugos verdes” una arraigada moda entre celebrities, bloggers, quienes confían ciegamente en la potencia purificadora, pérdida de peso y limpieza del organismo como resultado de mezclar verduras y frutas; todo esto conlleva, según ellos, a “tener una salud de acero”.

Básicamente, el objetivo de este sistema de alimentación consiste en hacer borrón y cuenta nueva, someterse a purgas de “desintoxicación extremista”. Esto se traduce en estar durante un período de entre una semana y hasta un mes a base de zumos depurativos que buscan eliminar toxinas acumuladas a través de la restricción de alimentos proteicos, por lo que la mayoría de estas dietas resultan deficitarias.

Además de los zumos compuestos por verduras: apio, espinacas y coles, así como semillas de chía; uso de frutas, como manzana, coco o piña, recomiendan tomar té verde e infusiones con propiedades diuréticas (diente de león, anís, hinojo) de igual manera, evitan café, refrescos, alcohol, carnes rojas, azúcar, conservas en sal, entre otros alimentos.

 

¿Moda saludable?

Vivir semanas a base de jugos no es algo que esté al alcance de todos.  Mantener un cuerpo “fitness” pero “saludable” consiste en descubrir tendencias que realmente ayuden a mejorar tu vida, y no en probar todo lo que se vaya poniendo de moda en materia de nutrición.

El concepto de “dietas detox” va en detrimento de lo concebido desde nuestros primeros años de vida, el alimento es “salud y vida”, no podemos percibirlo como “tóxico”; la alimentación deja ser un bien aplicado para nuestro desarrollo y supervivencia para convertirse en nuestra propia destrucción solo cuando hay predomino de muy malas elecciones en cuanto a distribución, combinación, preparación y frecuencia de alimentos que aportan un buen número de “calorías vacías”, con esto me refiero a esas calorías que cuentan para “engordar” pero que son carentes de nutrientes.

Es muy absurdo pensar que una, dos o tres semanas de desintoxicación le salvarán del daño producido por comer mal, fumar o beber en exceso durante 365 días del año. La desesperación por perder peso conlleva a prácticas inusuales con el fin de esperar resultados milagrosos, los  devotos de los zumos verdes se exponen a la aparición de síntomas como mareos, náuseas, cansancio, apatía e intensos  dolores de cabeza, esto se debe a la falta de alimentos con proteínas.

 

Pérdida de peso: ¿mito o realidad?

Uno de los grandes beneficios que se le atribuyen a los “detox” es la pérdida de peso; aplicando la lógica, ¿quién no pierde peso dejando de comer? La pregunta es: ¿de dónde se origina esta pérdida? ¿Es realmente grasa? Al limitar el consumo de muchos alimentos, restringiendo el aporte proteico, se pierde peso magro (muscular), los músculos se comportan como una masa activa que quema calorías, este hecho trae consigo ralentizar tu metabolismo. Por tanto, en el  momento que se vuelve a comer como habitualmente se venía haciendo, lo que se ha perdido se recupera inmediatamente. Además, esta dieta supone una elevada ingesta de frutas (azúcares); este exceso, “al no tener que ser digerido, metabolizado y absorbido por el organismo, se transforma inmediatamente en grasa”.

En lo que sí no hay discusión es que los jugos verdes representan una valiosa alternativa para incluir vegetales en pacientes que no apuestan mucho por el consumo de este tipo de alimentos, además resulta una excelente opción para aumentar la ingesta de vitaminas y minerales; sin embargo, lo bueno en exceso también es pernicioso. Estos batidos, no pueden suprimir la variedad, calidad y cantidad de alimentos encontrados en una comida principal.

Para muchos aficionados las dietas detox representan un inminente recurso del cual echar mano cuando de perder peso se trata, pero a la larga no es más que una de estas tantas dietas que en un futuro recordaremos como la “moda del momento”, una ficticia y muy transitoria solución con resultados reversibles. Para adelgazar no existen los milagros. Lo recomendable es ponerse en manos de especialistas que diseñen dietas hipocalóricas pero equilibradas, adaptadas a las necesidades y características de cada individuo, combinadas, por supuesto, con ejercicio físico.

 

Fuente: Héctor Cruces. Twitter e instagram: @SportDiet

Nutricionista Dietista / Estudios en alto rendimiento deportivo

MPPS 3713  - CNDV 3918

Consultas: Franquicia de Gimnasios Gold’sGym – Venezuela

CENTRO ODONTOMÉDICO EL RECREO –Urb. Bello Monte/ Sabana grande calle Coromoto entre Av. Casanova y Venezuela – Piso 1 – Consultorio Nro. 10 Teléf. 02129527160- 9523064 – 04140795396/