• Caracas (Venezuela)

Héctor Cruces

Al instante

Bondades y perjuicios de las grasas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Cuántas veces al iniciar un proceso de adelgazamiento se deja a un lado una cantidad de alimentos que resultan indispensables para mantener nuestra salud? caso muy común “Las grasas” Con el término "grasa" se designan todas las grasas sólidas, y por aceite a las grasas líquidas a temperatura ambiente; al igual que las proteínas y carbohidratos deben estar presentes en un estilo de vida saludable.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que del 100 % de la ingesta diaria, máximo  30% provenga de la grasa.  Por lo tanto, si su cuerpo requiere 2.000 calorías diariamente, usted debe consumir hasta 65 gramos de grasa cada día

¡Cuidado al elegir los alimentos! recuerde que las grasas no tienen igual calidad, ni el mismo efecto para la salud. Es muy importante considerar no solamente la cantidad, sino el tipo de ácidos grasos, presente en el alimento, para consumirlo con seguridad, de manera correcta, para prevenir enfermedades, mejorar la calidad de vida y disfrutar de una vejez feliz.

Los ácidos grasos pueden ser saturados, mono insaturados, poli insaturados y trans saturados. Las  grasas de origen animal, tales como: mantequilla, carnes grasosas, leche completa, quesos grasosos, tocino, fiambres o embutidos, crema de leche, contienen principalmente ácidos grasos saturados y su consumo en exceso se asocia con la aparición y desarrollo de obesidad abdominovisceral o visceroportal, diabetes y enfermedad cardiovascular (ECV).

Por el contrario, un correcto y oportuno aporte de ácidos grasos insaturados (mono insaturados y poli insaturados) garantiza efectos muy positivos en la salud representan la fuente principal de energía (saludable) procedente de los alimentos, eleva los niveles de testosterona, coadyuva en la absorción y transporte de las vitaminas A, D, K, E y de sustancias con actividad antioxidante, disminuyen los riesgos de enfermedad coronarias al incrementar los niveles de HDL “colesterol bueno. En este grupo resaltan alimentos como el aceite de oliva, aguacate, frutos secos, pescados y semillas.

Dentro de la clasificación de las grasas, también se encuentran las trans saturadas. La Organización Mundial de la Salud sugiere que su consumo sea menor al 5 % del valor calórico total, son las más perjudiciales para el organismo, entre los efectos negativos se encuentra el aumento del LDL, conocido coloquialmente como (colesterol malo) crece el riesgo de padecer algún trastorno cardiovascular y recientemente un estudio realizado en Universidad de California-San Diego (Estados Unidos) reveló que también afectan la memoria. Las grasas trans no traen ningún beneficio para la salud y sin embargo son las más consumidas por la población mundial. Éstas se obtienen cuando los aceites líquidos son transformados en grasas sólidas o semisólidas mediante un proceso industrial denominado hidrogenación.

Las industrias utilizan este aceite transformado para mejorar las propiedades organolépticas  (sabor, color, olor y textura) de alimentos como margarinas, congelados y snacks. Igualmente la comida rápida (debido a su preparación) está llena de grasas trans.

Como puedes observar existe una variedad de grasas, de la correcta y oportuna elección variarán los efectos (positivos o negativos) que le proporcionemos a nuestro cuerpo…  

¡Sea comedido con el consumo! La desmedida ingesta de grasas, indistintamente que sea de la saludable o no predispone a la obesidad, el consumo de 1 gramo de grasa aporta  9 calorías, esto duplicaría el valor energético de las proteínas y carbohidratos. Los excedentes de grasas, se transforman en “cauchitos” más fácilmente que los carbohidratos y las proteínas.