• Caracas (Venezuela)

Hannia Gómez

Al instante

El muro de las alteraciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

      “No asumo la paternidad de nada que yo cree y sea modificado”

  Roberto Burle-Marx (1975)1

 

1. Obra limpia

Nadie quiere dejar tranquilo al Parque del Este. Debe ser su condición de obra maestra del paisajismo, de epítome del jardín moderno americano, de paradigma, que no está en el exterior sino aquí mismo en Caracas, lo que quizás lo hace tan atractivo a quienes constantemente lo irrespetan y avanzan en su desfiguración. Porque está muy claro: todo lo que afecta el diseño del Parque del Este es inmediatamente noticia; tan caro es este bello espacio público al corazón de los caraqueños.

Este gobierno ha encontrado un especial placer en destruir, de manera reiterada y sostenida, y en muchas formas distintas, entre todos los patrimonios modernos de la capital, al Parque del Este. La lista de agresiones y alteraciones es larguísima y variopinta contra este mundialmente aclamado Bien de Interés Cultural: la pérdida y sustitución de la flora de su paisajismo original por lo que a cada director de @Inparques o funcionario relacionado le ha venido en gana plantar; el abuso del uso y la proliferación de las construcciones y los usos espurios dentro del conjunto del parque; el polémico y lamentable episodio del Leander, de tan ingrata memoria2; la mudanza y desfiguración de la Puerta Norte3. Tanto es así, que en 2010 el Parque del Este entró a formar parte de la lista de Patrimonio Mundial en Peligro, la Watch List 2010 del World Monuments Fund, y los acontecimientos están siendo seguidos online por todos los expertos del mundo en el área4.

Pero lo peor de todo es el giro reciente que han tomado las cosas. Porque la última y solapada forma de agresión es la que hace desviándose de los lineamientos del proyecto original moderno de Roberto Burle-Marx de 1959 en las obras de “restauración” y “embellecimiento”. Con enorme burla se hace gala de las nuevas “reinterpretaciones” contemporáneas del proyecto de Burle-Marx, léase por ejemplo la desfiguración hecha por Pdvsa La Estancia de las fuentes de los Patios de Azulejos, que se les vende a los ciudadanos como una maravilla. De esos lodos proviene la denuncia de hoy.

Gracias a los esfuerzos de los ciudadanos que mantienen la magnífica cuenta @parquedeleste (a quienes esperamos que algún día algún esclarecido gobernante les encargue el cuidado del parque al que con tanto respeto aman y por el que todos los días luchan), nos hemos enterado del desmán que está ejecutándose contra un largo muro de concreto en obra limpia perteneciente a los Patios de Azulejos o Patios de los Mosaicos, de la zona norte del Parque del Este5. En una insólita operación de megalomanía, andan pintando el concreto del muro con un mural multicolor de un conocido artista (que seguramente desconoce la gravedad y sinsentido de cómo están usando su obra), yendo en contra de todos los valores plásticos, estéticos, arquitectónicos, paisajísticos y patrimoniales de los patios definidos por estos mismos muros.

Los únicos muros de colores que deben existir en este sitio patrimonial de tan alta jerarquía son los que hizo en mosaicos artesanales el mismo maestro carioca. Allá no hay lugar para nada ni para nadie más. Ni que el mural exterior lo creara, como bien escribió @parquedeleste estos días, por “el mismísimo Leonardo da Vinci”.

Conminamos al Instituto del Patrimonio Cultural a tomar cartas en el asunto y a hacer respetar la declaratoria que protege el Parque del Este. Remoción del mural que oculta la obra limpia del muro escultural de concreto y multa a los contratistas y contratados. Este muro de las alteraciones debe ser restituido a su aspecto original. YA.

 

2. Un diseño protegido

El Parque del Este, considerado la mejor obra pública del maestro del paisaje moderno Roberto Burle-Marx, fue declarado Bien de Interés Cultural en la Gaceta Nº 36490 / 07-07-1998 en 1998. A casi veinte años de esta declaratoria, se hace necesario seguir insistiendo en el significado de Patrimonio Moderno y en la difusión de los valores de las mejores obras del Movimiento Moderno en Venezuela. La comunidad debe convertirse en la principal defensora y vigilante del patrimonio moderno venezolano del siglo XX, un siglo en el que se produjeron la mayor cantidad de obras maestras de la arquitectura de nuestro país. Ya basta de anarquía e improvisaciones. 

 

Leyendas

1.- Muro de concreto de los patios ornamentales del Parque del Este siendo alterado por la pintura de un mural (f. 2015, @parquedeleste)

 

2.- Roberto Burle-Marx en su estudio (f. Alí Cordero Casal, 1991).