• Caracas (Venezuela)

Hannia Gómez

Al instante

La lira de Otero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1. Musa

Una de las virtudes del arte conceptual es provocar al espectador a tener su propia experiencia a partir de los temas que le preocupan al artista, incitarlo a pensar, despertar en él sus propias impresiones. Esta fertilizante provocación, así, multiplica el efecto de su reflexión en la audiencia. Por lo tanto, no podemos sino trasmitir aquí el efecto personal que produjo en nosotros la exposición del artista conceptual Pedro Terán (Barcelona, 1943), titulada Musa. Papeles Oterianos, inaugurada el domingo pasado en la Sala TAC del Trasnocho Cultural.

El solo tema del Anfiteatro José Angel Lamas, más conocido como Concha Acústica de Bello Monte (Julio Volante y Alejandro Otero, 1954), ya era suficiente para convocarnos. Toda la epopeya moderna de la urbanización Colinas de Bello Monte nos ha interesado desde siempre. Es una de las historias más importantes y significativas de la modernidad en Caracas, y con esta nueva prueba, vemos cómo su fascinación, a pesar del tiempo y de la ruina, sigue ejerciendo un poderoso influjo sobre los habitantes de la ciudad. Eso se lo agradecemos mucho, ya para comenzar, a Pedro Terán. Nombrando como musa la Concha Acústica, honra exactamente la función que esta pieza urbana mantiene en la ciudad desde 1954 a pesar de su deterioro: la de fuente eterna de inspiración.


1. Pedro Terán: Musa. Papeles Oterianos, Sala TAC, Trasnocho Cultural (f. 2015, Hannia Gómez). Regiones del olvido. Inocente Palacios. (1)


2. Lira

Mucho tienen los arquitectos y los urbanistas de magos y encantadores al centrar su arte en el manejo del espacio y de la forma. Es por ello que este anfiteatro al aire libre, enclavado en una idónea concavidad natural de las colinas del sur (que ya en sí misma convocaba al uso musical, proveyendo al apoyo acústico que solo puede dar una buena montaña), se convirtió en un imán ciudadano desde el mismo momento en que surgió su partido arquitectónico: el del tema y significado de la lira.

Si: una lira. Hagamos memoria urbana. La Concha Acústica tiene una planta en forma de lira, el instrumento musical que ancestralmente tañía Orfeo cuando iba por el mundo seduciendo a todas sus criaturas. No es casual que el proverbial amante de las artes y de la música que fue Inocente Palacios lo hubiera dispuesto así. Hemos hablado alguna otra vez de cuán musical es toda la urbanización Colinas de Bello Monte (Antonio Lombardini, 1950). (2) Pero lo más maravilloso es que en esta edificación moderna la arquitectura de Volante se une a la obra de Alejandro Otero para ofrecernos una lira de artes integradas que es a la vez un Coloritmo monumental. Ello nada más vuelve a este bien cultural algo único en el mundo. Otero convirtió las gradas del anfiteatro –con sus bandas de mosaicos vitrificados de colores– en las cuerdas musicales más hermosas de toda la modernidad… y es pavoroso por ello ver cuando Terán, en el aspecto más impactante de su exposición, el video Antropofagia, se devora uno a uno los mosaicos de colores de 1954, cual si fueran chocolates M&Ms.

Claro, el Coloritmo es solo perceptible desde el aire. Quizás por ello, ya que nuestras autoridades patrimoniales y municipales solo trabajan en tierra, es que no se han dado cuenta y no se avocan, por fin, a hacer la restauración según el proyecto original de este conjunto de integración de las artes, que es uno de los mayores orgullos de Venezuela. Como bien escribe Tahía Rivero en el texto que acompaña la muestra de Terán, desgraciadamente la Concha Acústica forma parte también todavía del conjunto de obras que “el olvido y el deterioro ha ido consumiendo y están a punto de desaparecer completamente”, como “una metáfora discordante de nuestra modernidad”. (3) Sirvan las elaboraciones de Pedro Terán de nuevo Manifiesto para que recobremos para Caracas y el mundo estas modernas Topografías del sur, y para que la lira de Orfeo, o mejor dicho, de Otero, pueda continuar elevando desde el final de la Avenida Caurimare su música cristalina.


2. Pedro Terán: Musa. Papeles Oterianos, Sala TAC, Trasnocho Cultural, (f. 2015, Hannia Gómez). (2)


NOTAS:

1. Inocente Palacios, Regiones del olvido, Ernesto Armitano editor, Caracas, 1977.

2. Hannia Gómez, “El sueño caraqueño”, El Nacional, Caracas.

3. Tahía Rivero, folleto de la exposición de Pedro Terán: Musa. Papeles Oterianos, Sala TAC, Trasnocho Cultural, Caracas, Mayo, 2015.