• Caracas (Venezuela)

Hannia Gómez

Al instante

Simulacro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Hay pedazos del tiempo donde existe la historia,

y pedazos del tiempo donde no”.

Charles Peguy. “Clio, diálogo de la historia y del alma pagana”. (1)

 

1. Jornadas Venezolanas del Patrimonio 2015

La convocatoria fue universal. Las redes sociales no habían dejado de anunciarlo desde el día mismo que las jornadas de 2014 concluyeron, con éxito sin precedentes, en septiembre anterior. Para 2015, el nuevo lema seleccionado era extraordinario, diseñado de hecho para apoyar el trend mundial que impulsa la preservación del patrimonio como clave para la calidad de vida en el mundo por venir: “El patrimonio del siglo XXI, una historia del futuro” (2).

¡El futuro! ¿Qué será de los patrimonios en el futuro? ¿Cuáles obras del presente serán patrimonio en el futuro? ¿Cuál es el papel del patrimonio en la construcción del futuro?

Los días se sucedían y más de 5.000 eventos nacionales se sumaron a los 26.689 que se organizaron en toda Europa para ese fin de semana entre el 19 y el 20 de septiembre (37 en las Antillas Francesas). Estos cubrieron absolutamente toda Venezuela, desarrollándose en perfecta coordinación, en paralelo a los europeos, donde había nacido la magnífica idea de las Jornadas Europeas del Patrimonio: abrir las puertas, enseñar los edificios, las iglesias, los conventos, las abadías, las universidades, los colegios, los palacios, los jardines, las casas, las haciendas, los castillos que funcionan privadamente todo el año, y que en el ámbito mágico de un fin de semana anual son accesibles al publico con una programación que los muestra, los explica y los celebra (3).  

La proverbial creatividad venezolana se desbordó en esta edición. De manera gratuita, pero altamente conectada por Internet, disfrutamos esta vez de la visita guiada de la espléndida Catedral de Mérida (¡reportando un gentío!); una charla dictada por una conocida historiadora nos hizo el recorrido de las curiosidades en los históricos salones del Palacio de las Academias de la capital; un patrimonio del siglo XX, el Parque del Este, pudo ser redescubierto recorriendo sus treinta jardines de la mano de Docomomo Venezuela; en una casona colonial de casco histórico de Carora, una exposición de obras sobre de arquitecturas coloniales atrajo a los amantes del arte contemporáneo.

Las visitas se multiplicaron: los amantes del patrimonio venezolano de todos los tiempos pudieron conocer los entretelones del Teatro Juárez, en Barquisimeto y del Teatro Baralt en Maracaibo (¡camerinos y todo!). Así como las villas de San Esteban y sus jardines tuvieron su circuito, igualmente las de El Paraíso. No faltaron los descubrimientos de sitios arqueológicos, que por ser frágiles y estar siempre vedados a los turistas, fueron el verdadero privilegio de estas jornadas, al que los visitantes acudieron en silencio, como peregrinos. Hubo hasta clase de yoga, para meditar sobre el futuro del patrimonio en Venezuela. Igualmente ocurrió con los patrimonio naturales, la gran arca venezolana de tesoros que debemos particularmente preservar: las grandes galerías de arte del país dispusieron en la Gran Sabana una exposición colectiva de escultura a cielo abierto (¡y qué cielo!), en el paisaje, recorriendo las principales vistas del poderoso panorama natural siguiendo un guión que se iba descubriendo en el camino (¡el mayor éxito en visitas de esta entrega!).

De acuerdo con el tema del encuentro, lo contemporáneo también tuvo su lugar. De allí los tours organizados en varias ciudades para descubrir el skyline de los lugares de mayor desarrollo en cada urbe, como la avenida Miranda en Caracas (#OMG) o la avenida Bella Vista en Maracaibo y la participación de los mejores diseñadores venezolanos para el lanzamiento de una app que permite ver todos los monumentos incluidos en las Jornadas del Patrimonio Venezolano 2015, ¡tal y como eran en el pasado! Sitial destacado tuvieron las nuevas tecnologías para la reconstrucción de las edificaciones históricas injustamente demolidas, en el que participaron especialistas traídos de todas partes del mundo.

El gobierno venezolano, por supuesto, y su Ministerio de Cultura, no defraudó tampoco en esta ocasión. En la Villa Las Acacias de El Paraíso en Caracas, la Guardia Nacional celebró un concierto gratuito de música venezolana del siglo XIX, donde se presentó por primera vez una partitura inédita de un músico que fuera vecino de la urbanización. Otro atractivo fueron las programaciones especiales de los palacios de gobierno de todas las alcaldías del país, sobre todo el de Maracaibo, que se develó inéditamente para los amantes de esta arquitectura, e incluyó la venta de preciosos souvenirs alusivos a las águilas que adornan la cornisa. Igualmente, en el Palacio de Miraflores pudo disfrutarse de un curso sobre murales y doraduras, se hizo la ruta insólita de los techos de la estructura y los niños desarrollaron un taller de pintura sumamente chic en los corredores del mismo, concentrado en la estatuaria y la historia.

Aunque es imposible reunir aquí la lista de todos los eventos, no podemos terminar esta reseña sin nombrar la magnífica mesa redonda celebrada en el Aula Magna el domingo 20 a las 5:00 pm con el titulo: “La arquitectura del siglo XXI en Venezuela”, donde se dieron cita los mejores arquitectos contemporáneos de todas las regiones del país, los críticos de arquitectura (donde tuvimos el honor de participar por @ElNacionalweb) y los expertos en patrimonio. A casa llena, la idea de la creación de hoy día y el patrimonio del mañana fue dilucidada con gran interés, cerrando con broche de oro unas jornadas donde las historias del pasado y las del presente se confundían en una sola y gran celebración de la arquitectura de Venezuela.

¡Hasta 2016, amigos del patrimonio venezolano!

 

2. La Lista de las Diez Obras en Mayor Peligro 2015 (Caracas)

Paralelamente, de nuevo la Fundación de la Memoria Urbana, organización no gubernamental que este año celebró quince magníficos años dedicados a celebrar y proteger la identidad y la memoria de las ciudades y los paisajes de Venezuela, publicó en Caracas La Lista de las Diez Obras en Mayor Peligro 2015 (Caracas).

Uniéndonos a su lucha por la memoria urbana, nos complacemos en reproducirla aquí, haciendo un llamado a las autoridades patrimoniales nacionales y municipales en cada caso para que recapaciten y pongan manos en el asunto de actualizar sus listas patrimoniales y revocar las órdenes de demolición y/o desfiguración, y revocar el peligro que se cierne sobre los bienes en ella incluidos:

1. Quinta Las Guaycas, Campo Alegre.

2. Parque del Este.

3. Edificio Gastizar, Las Mercedes.

4, Quinta Yolanda, Altamira.

5. Antiguo Banco Venezolano de Crédito, Sucursal Este, Sabana Grande.

6. Antiguo Hotel Macuto Sheraton, Caraballeda.

7. Antiguo Hotel Meliá Caribe, Caraballeda.

8. Urbanización Los Chorros.

9. Centro Simón Bolívar.

10. Hotel Miramar, Macuto.

1. Jornadas Europeas del Patrimonio 2015: El Patrimonio del Siglo XXI, Una Historia de Futuro (f. Le Ministere de la Culture et de la Communication, Francia)

2. Patrimonio en peligro. Miguel Salvador Cordon. Edificio Gastizar, avenida Orinoco Las Merecedes. Caracas, 1950s (f. Frank Alcock, 2014  Docomomo VE).