• Caracas (Venezuela)

Hannia Gómez

Al instante

Hannia Gómez

Retroceso

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nada de lo que hubo se borra jamás del todo”.

Javier Marías. 1

 

1. Nueva alarma

Apenas inicia el año 2015, y ya nos enteramos con gran tristeza de una gigantesca en ciernes para la ciudad que sin embargo se le presentan a la gente como la gran panacea: el llamado a un concurso engaña-bobos titulado “Amenidades urbanas”.2 Esta desenfocada operación viene de nuevo del gobierno, donde diferentes instancias están haciendo un llamado para diseñar “un sistema de trece proyectos de espacios públicos integrados a la avenida Bolívar de Caracas”. La convocaría la hacen ofreciendo 30.000 bolívares a cada “colectivo” que participe –algo insólito en materia de concursos, donde generalmente lo que hay siempre es que pagar una inscripción y no al revés–. Así que no dudamos de que aquí, como están las cosas, ávidos de la dadiva participe hasta el gato, incluso gente no profesional en la materia. Horror.

El problema se resume así: la avenida Bolívar del Plan Maestro el Parque Vargas (1985), aprobada por todas las instancias de la ciudad en su momento, fue proyectada como un espacio público continuo a escala metropolitana. El modelo son las mejores avenidas monumentales del mundo civilizado: los Campos Elíseos, el Paseo de la Reforma, el Paseo de La Castellana, donde la escala de los ámbitos urbanos esta pautada por la escala de la ciudad: una gran avenida, unas amplias aceras adoquinadas de treinta metros de ancho cada una, y unas alamedas lineales con árboles y áreas verdes que, como una larga cinta verde se concibieron para cobijar y acompañar a los ciudadanos de toda la ciudad en su tránsito desde y hacia el centro histórico.

Lo que se busca ahora con este concurso, en cambio, es el parcelamiento de la franja verde para servirle de “amenidades” a los recién construidos edificios de viviendas que están enfrente o en sus cercanías. Es decir, darle servicios solo a la población de esos apartamentos y no como lo merece el eje principal de la ciudad: a toda Caracas. El concurso presenta en sus bases los espacios verdes lineales del Parque Vargas ¡picados en “lotes” numerados! Es la fatal partición de un espacio público –que tanto le costó a la ciudad conquistar–, ahora dividido precariamente en un parque infantil aquí, un pedestal de arte allá, una cancha aquí, y mil fragmentarios usos, como bien esgrimen en su leitmotiv gráfico el logo y afiche del concurso. Una avenida cívica monumental convertida en una serie de parches que luego seguramente serán privatizados… ¡y cercados!

 

2. Respeto por los caraqueños

Pero ¿qué les pasa, queridos compatriotas? Sabemos que ustedes también quieren mejorar la ciudad. Pero, ¿así? Hagan memoria urbana. Paséense por Madrid, caminen los Campos Elíseos, recorran el Paseo de la Reforma: los usos cívicos, deportivos, culturales, para los niños y los ancianos y los jóvenes, todos esos usos y amenidades urbanas se insertan comedidamente en el parque teniendo en mente a todos los ciudadanos, bajo la fronda continua de las amplias áreas públicas de sus magníficas avenidas. Su monumentalidad y calidad han convocado las iniciativas con calidad en el tiempo… Esa es la manera de actuar. No al revés.

¿En verdad desean seguir olvidando y desconociendo lo conquistado por los caraqueños? ¿Van a desdecir de lo logrado por nuestros notables? ¿Es que Fruto Vivas, Tomas Sanabria, Juan Andrés Vegas, Carlos Gómez de Llarena, Antonio Cruz Fernández, Moisés Benacerraf y todos los profesionales y autoridades de la ciudad que idearon el Parque Vargas son despreciables para ustedes? Ambas franjas del parque lineal, y los espacios públicos anexos al sistema original, repetimos, aprobado en Ordenanza de Diseño Urbano por todas las instancias de la ciudad en su momento, es lo que hoy ustedes destruirán si se llegaran a construir los fragmentarios proyectos a los que convocan con este concurso. Terminando de acabar con la más importante oportunidad que ha tenido nuestra capital de tener un espacio urbano a la escala y con la dignidad de una gran metrópolis. Piénsenlo bien. El concurso es otro.

 

 


NOTAS:

1. Javier Marías, Tu rostro mañana,  p. 192.

2. Concurso Amenidades urbanas: http://amenidadesurbanas.tumblr.com/