• Caracas (Venezuela)

Gustavo Roosen

Al instante

Gustavo Roosen

Pensar el futuro

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No es fácil pensar el futuro cuando pesa tanto el presente. Pero es necesario. De allí que sea de agradecer que en medio de un discurso que puede volverse casi obsesivo sobre las dificultades del presente asomen visiones que lo trasciendan. No se trata, desde luego, de evadir la realidad, sino de abordarla desde una perspectiva que supere la inmediatez y conduzca a una definición de metas deseables y posibles. Es la única manera de generar optimismo y esperanza, y la única de animar acciones concretas y positivas.

En esta línea de pensar el futuro se inscriben algunos encuentros o declaraciones de los últimos meses, especialmente útiles para trazar nuestra propia agenda 2015. Allí están, solo a modo de ejemplo, el foro organizado por la Fundación Clinton para celebrar los 20 años de la Primera Cumbre de las Américas, antesala del próximo encuentro en Panamá, programado para abril del 2015. En otro terreno, allí está también el documento del Foro Cerpe a raíz de la consulta promovida por instancias oficiales en torno al tema de la calidad de la educación, o el de Conindustria (Visión Venezuela Industrial 2025) sobre los caminos que se le abren a Venezuela para superar la dependencia de la renta petrolera.

La anunciada VII Cumbre de las Américas será no solo la oportunidad para constatar los evidentes avances de la región en estas dos décadas, sino muy especialmente para dibujar el futuro posible y establecer compromisos sobre los temas propuestos: educación, salud, equidad, medioambiente, energía, seguridad, gobernabilidad democrática y participación ciudadana. Si hay un tema que no puede faltar en cualquier visión de largo plazo es, efectivamente, el de la educación. Las conclusiones del Foro CERPE en relación con el proceso de consulta llevado a cabo en Venezuela por las autoridades del ramo son, en este punto, un aporte insoslayable. Rescatar la carrera docente, elaborar y ejecutar un plan nacional de infraestructura escolar, poner en marcha un sistema nacional de seguimiento a la calidad educativa e impulsar la formación para una economía productiva son cuatro de las iniciativas que presentan y cuya ejecución depende del compromiso del Estado, de la sociedad y de los educadores.

A 20 años de la Primera Cumbre de las Américas, la región puede exhibir una experiencia exitosa en la mayoría de los países firmantes del acuerdo, truncada en parte o debilitada en otros por recelos, indecisiones, pretensiones de expansión ideológica o empecinamiento en modelos fracasados o en políticas equivocadas. La región vive hoy ciertamente otro momento, pero se hace evidente que hay países mejor preparados para ajustarse a una condición de desaceleración de la economía mundial y para aprovechar las nuevas oportunidades que se abren en beneficio de los ciudadanos en un orden internacional caracterizado por la globalización, la innovación y el valor del conocimiento. El nuevo reto de prosperidad con equidad necesitará y exigirá más que una declaración. Convertirlo en programa de acción conjunto abrirá un nuevo tiempo para cada país y para el continente.

El comienzo de un nuevo año abre la posibilidad de repensar una agenda con visión de largo plazo, ambiciosa pero realista, sustentada en el esfuerzo de la sociedad, en la correcta definición de políticas públicas y en la participación activa del sector privado. No cabe insistir en una postura estatista, de recelo y beligerancia frente a la iniciativa privada. No está de acuerdo con una opinión ciudadana, expresada en recientes encuestas, que aboga mayoritariamente por el respeto a la propiedad privada, que la valora, que reconoce y aprecia la acción de la empresa privada, que de ninguna manera ve en las estatizaciones la solución a los problemas de producción y de escasez.

En las vísperas de un nuevo año, el venezolano agradece un discurso más cercano al del estadista que al de vendedor de feria, una palabra honesta, con el pensamiento puesto más en las próximas generaciones que en las próximas elecciones.

nesoor10@gmail.com