• Caracas (Venezuela)

Gustavo Briceño

Al instante

El león de Caracas por los ojos de Chávez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En estos días me enteré que los representantes chavista en la Alcaldía del Municipio Libertador pretenden cambiar el escudo de Caracas por uno nuevo con la mirada de Chávez y bajo el color rojo que los identifica a donde manifiestan sus gritos revolucionarios. Son tiempos de revolución calculada en la entretenida destrucción de todas las tradiciones y hechos culturales de nuestro país tanto del presente como del pasado.

El escudo de armas de Santiago de León de Caracas fue concedido por el rey Felipe II de España mediante Real Cédula expedida en San Lorenzo de El Escorial, el 4 de septiembre de 1591. Tiene por armas en campo de plata un león de color pardo, puesto en pie, teniendo entre los brazos una venera de oro con la cruz roja de Santiago, y por timbre un coronel de cinco puntas de oro. (Información de Wikipedia). Es pues bellísimo, y desde hace más de 400 años traduce toda la manifestación política, una forma de ser, una especial deferencia y referencia formal que la historia hace para recordarle a los caraqueños y al mundo sus orígenes y especialmente su cultura.

Pero no faltaba más: ahora se juntan la incultura y el resentimiento social exacerbado para acabar con el escudo que en el encuentro universal con España se formalizó y su influencia ha marcado el pasado y el significado que ello tiene y ha tenido para el futuro de la ciudad de Caracas. Es la identidad que es menoscabada, solo por idolatría subdesarrollada y ese pernicioso y detector proceso de extinguir con todo lo que excluye su pensamiento e ideología. No aprenden, no entienden, ni recapacitan sus veleidades transformadas en una revolución sin sentido ni origen. Es simplemente quitar por quitar, por odio y por envidia que los carcome en sus precarios instintos de minoría intelectual que los abunda y los envuelve. Eliminar al León, -que mucho ha significado para la ciudad de Caracas- y sustituirlo por los ojos de Chávez, es decir por un afiche, no es solamente una blasfemia de orden social, sino la muestra evidente de la ignorancia personificada al lado de una de las manifestaciones de los hombres mas cercanos al primitivismo y la incultura.

En el escudo actual de Caracas, se refleja ciertamente una determinada identidad cultural de una ciudad con las característica de nuestra Capital; que la identifican muy nítidamente, no solo de sus pueblos alrededores, sino de cualquier otra ciudad del mundo; son sus características propias de la forma de una actuación social determinada para identificarse y sobre todo para diferenciarse de las demás. Está conformada dicha identidad por variados elementos y circunstancias de valores, dogmas, principios y de viejas tradiciones comunes que responde a una específica cultura como lo es la caraqueña.

Los concejales del gobierno, como es ya costumbre, pretenden salir de esa cultura ancestral e histórica cambiando un león por unos malogrados ojos con boina que vislumbra el terror de existir sin su presencia ni apoyo. Lo recuerdan a diario, como si fuera Dios encarnado en la tierra y salpicado por la degradación de país que nos alcanza ya repensar en uno muy distinto. Es desde luego, una manifestación inacabada de cambiar las cosas por odio y no por razonamiento. Me gustaría preguntarles cuales son las razones valederas sobre todo las argumentaciones culturales y hasta políticas de semejante cambio tan significativo. Lástima que no tendrían respuestas racionales. A lo mejor me podrían convencer del contrario. Pero desde un momento pienso que con los argumentados dados por lo concejales rojizos por medio de hacer un referéndum y con un Consejo Electoral como el que tienen, la cosa como que puede ir en serio. Así lo creo.

gbricenovivas@gmail.com

@gbricenovivas