• Caracas (Venezuela)

Gustavo Briceño

Al instante

El examen de los presidentes en la Cumbre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El tema de esta semana ocurrió con la Jornada de la VII Cumbre de jefes de Estado en la ciudad de Panamá para conversar y llegar a acuerdos sobre los grandes problemas en América Latina. En esta oportunidad, nuestra atención estuvo centrada en los discursos fastidiosos o interesantes de los presidentes de los países representados. Fueron 34 presidentes, pero que aquí con la venia de ustedes, mis lectores, me atrevo a hace un examen de cada uno de ellos (no de todos porque no cabrían en esta opinión), y con la nota que les corresponde entre 1 a 20 puntos, haciendo lo imposible por determinar una apreciación lo más objetiva, haciendo el esfuerzo de olvidarme de mis inclinaciones ideológicas o algo por el estilo. Empecemos:

Juan Manuel Santos (Colombia): Un discurso sin nada de especialidad. Mucha retórica sobre lo mismo y proponiendo una cumbre futura en materia educativa que lo hace como para que se dé la impresión de que algo propone o dice. En general no fue malo. Fue el primero y eso tiene mérito: 14 puntos.

Enrique Peña Nieto (México): Lo normal, sin grandiosidad, latinoamericanismo clásico, un demócrata aburrido, sin nada que discutir a lo que se dice en todos esos escenarios: 13 puntos.

Barack Obama (Estados Unidos): Excelente. Habló del futuro cercano y admitió con franqueza que su país ha cometido grandes errores en materia de derechos humanos. Hizo referencia particular al deseo de conjugar esfuerzos con Latinoamérica sin decir un país en particular. Pensamos que fue Cuba: 18 puntos

Nicolás Maduro (Venezuela): Mediocre. Se creyó que estaba en un mitin populachero en Catia y no en un escenario internacional. Fue todo el tiempo dando la mano a su adversario (la cámara la mostraba) –que este ni se enteró– pero del mismo modo, insultándolo. Típico de un peleón insoportable y pecaminoso: 06 puntos

Dilma Rousseff (Brasil): Fue todo el tiempo una tradicional incógnita: la jefa de la ambigüedad. Fue para todos lados y no dijo realmente nada. Se cuidó mucho: 11 puntos

Cristina Fernández (Argentina): Estaba como brava, riéndose de sí misma, y diciendo puros disparates con demagogia pasada de moda. Realmente yo de verdad me quedé un poco dormido en ese momento: 08 puntos

Rafael Correa (Ecuador). Súper cursi –como un malandro bien vestido–, pero no por lo que dijo realmente, sino por la muestra elocuente del fastidio de señalar su impotencia enfermiza, siempre lo mismo frente a los Estados Unidos. El complejo de inferioridad de antaño. A los dos minutos de empezarlo a oír me dio un hipo muy fuerte: 05 puntos.

Juan Carlos Varela (Panamá): brillante, de verdad, resumió la idea de la cumbre y salvaguardó a los acomplejados amigos de Chávez. Los de los petrodólares. Tocó y valoró el tema de la Democracia. Por ser conciliador: 19 puntos

Ollanta Humala. (Perú). Muy retórico, un poco pesado, se ha podido lucir y no lo hizo. Fue una lástima. Perdió una buena oportunidad por efectos de su política interna: 12 puntos.

Raúl Castro: (Cuba): el horror pendular, incorregible, bastante anciano. Se le olvidó decir lo de los fusilamientos en Cuba. Asombro total. Tedioso. Tenía un apuntador. No le creemos lo que dijo de Obama. Pobre Venezuela, en estos tiempos se le ha olvidado bastante: 05 puntos.

Daniel Ortega: (Nicaragua). Nos hizo recordar a Chávez. Otro pertinaz acomplejado, pero escondido y que Obama no lo vea: 04 puntos.

Juan Orlando Hernández. (Honduras). De seriedad bueno. Viva el Estado de Derecho y la constitucionalidad. En general interesante: 17 puntos.

Tabaré Vásquez (Uruguay): a pesar de que habló mal del decreto de Obama, fue comedido y propuso ideas interesantes: 15 puntos.

Horacio Cartes (Paraguay). Es curioso; incluso, objetivamente al hablar de la falta de alimentos en Venezuela, lo hizo con cierta injerencia, pero lo hizo muy bien: 17 puntos.

Luis Guillermo Solís (Costa Rica): Dijo algo muy obvio, pero lo dijo de manera amable y con certero conocimiento, que las cumbres son para arreglar los desafíos de América Latina: 14 puntos.

Evo Morales (Bolivia): Este es mejor no calificarlo, se los digo con cierta seriedad. O también le ponemos “N. P.”

 

gbricenovivas@gmail.com

@gbricenovivas