• Caracas (Venezuela)

Guillermo Vargas

Al instante

Guillermo Vargas

El vino, entre copas

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Existen varios tipos de copa con las características necesarias para degustar correctamente los vinos. Para los tintos existen las clásicas copas Bordeaux y Bourgogna. La primera, la preferida de los enólogos, es alta, ancha en su primer tercio y de boca ligeramente estrecha. Su forma permite que los vinos reciban la oxigenación necesaria para desarrollar su bouquet, obteniéndose una excelente  apreciación aromática, y su apertura tiende a transportar el vino en la boca de forma tal que se realzan las sensaciones melosas y los gustos frutales, pudiendo suavizar la  dureza tánica.

La Bourgogna, más ancha en el centro y en la boca que la Bordeaux, tiene el borde superior delicadamente acampanado para dirigir el vino a la punta de la lengua, lo que realza sus sabores frutales. Su forma de balón la hace ideal para vinos que necesitan una buena oxigenación. Para vinos blancos, aunque se puede usar la misma del tinto, se utilizanalgunas copas clásicas como la Chardonnay, igual que cepa, parecida a la Bordeaux aunque más pequeña, con capacidad suficiente para permitir la exaltación de aromas y gustos.

Los vinos espumosos como el Champagne, entre otros, deben servirse en copa Flauta. Alta, delgada, de fondo pequeño y cáliz largo, con cierta expansión en su primer tercio y ligeramente cerrada en la boca. Conserva la efervescencia y los aromas del vino y es ideal para observar el tamaño, forma y desprendimiento de las burbujas, que son características importantes. Su fino diseño permite transportar el líquido a través de la lengua para poder apreciar sus cualidades.

Los vinos generosos y licorosos como el Jerez y el Oporto se degustan en copas con dimensiones inferiores a la de los vinos clásicos, pues por su elevado grado alcohólico se sirven en menor volumen. Lamentablemente sus pequeñas dimensiones no permiten percibir a plenitud los aromas que estos vinos brindan. Además, existen copas para la evaluación oficial y científica del vino, como la copa  ISO  o INAO francés –Institut National des Appelationsd’Origine–, o la copa DLG alemana –Deutsche Landwirtschafts-Gesellschaft–, algo parecidas a la copa Bordeaux, aunque de menores dimensiones.

Es esencial que siempre elijamos la copa más adecuada para cada tipo de vino, sin olvidar que después de la boca y la nariz es el instrumento más importante en su cata o evaluación sensorial.