• Caracas (Venezuela)

Guillermo Vargas

Al instante

Cómo injertar la vid criolla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la mayoría de los viñedos de Venezuela, especialmente en el estado Lara, utilizamos como porta injerto la vid Criolla Negra, híbrido de nuestra especie tropical Vitis caribaea D. C.).

El injerto de esta planta se realiza de dos maneras: en vivero o en campo. En el vivero se utilizan estacas de Criolla que se injertan a mano o a máquina, mediante una incisión en la que se implanta una porción portadora de una yema, tomada de la vid europea seleccionada. Si se hace a mano se puede amarrar con cinta plástica; si es a máquina solo se cubre el injerto con parafina para protegerlo de la desecación y cualquier e infección.

Posteriormente se introducen las estacas injertadas en cajones con arena húmeda, colocadas a la sombra, para promover la soldadura del injerto. Diez a quince días después se pueden plantar las estacas injertadas y soldadas, en bancos de arena, para producir vides de barbados injertados, pudiéndose arrancar y plantar definitivamente en el viñedo a partir de seis meses.

Otra opción es plantar las estacas injertadas, en bolsas plásticas con arena,  en el vivero, para su enraizamiento, con lo cual se obtienen plantas injertadas, que en dos meses se pueden trasplantar al viñedo. Esta última técnica ha dado muy buenos resultados en algunos viñedos del estado Zulia, por sus condiciones de suelo muy arenoso.

En las zonas vitícolas del estado Lara, con suelos entre franco y ligeramente arcillosos, donde la técnica del injerto de campo ha sido la de mayor éxito. Se usa mayormente la vid Criolla. Dicha técnica se realiza cuando la vid ya está formada en campo, luego de unos ocho a nueve meses de su plantación. Se utiliza generalmente el injerto de cuña lateral con doble lengüeta, que permite mayor contacto entre los tejidos de la variedad a injertar con los de la vid Criolla. Se hace una incisión en el tallo, que descubra el tejido de la corteza y allí se implanta la porción del sarmiento portador de una yema, de la variedad europea seleccionada. Luego se amarra firmemente con una cinta plástica para que ambos tejidos queden en íntimo contacto y se produzca la soldadura o unión entre ambos tejidos; teniendo la precaución de no cubrir con el plástico la yema injertada. Diez a quince días después, la yema empieza a emitir el brote de la planta injertada definitiva, que deberá ser formada durante los siguientes seis a ocho meses.

guillermo.vargasg@gmail.com