• Caracas (Venezuela)

Guillermo Vargas

Al instante

Viñas y vinos de Colombia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La viticultura para vino se ha venido desarrollando en Colombia gracias a la riqueza y diversidad de microclimas que caracteriza al país, con expectativas de crecimiento basadas en la calidad de sus vinos y el esfuerzo de los productores. Por información de nuestro colega y amigo Mauricio Camacho nos enteramos del desarrollo de viñedos, generalmente en pequeñas áreas, en varios departamentos o estados.

Huila: Con zonas algo secas -de 600 a 1.000 mm de lluvia al año- entre 400 y 900 metros de altitud se localizan el valle del Magdalena y el desierto de Tatacoa, con aparentes condiciones para cultivar variedades finas.

Tolima: Allí se encuentra la meseta de Ibagué,  entre 750 y 790 metros de altitud, con lluvias de 1.100 a 1.200 mm al año -algo altas para la vid-,  y con temperaturas entre 20° y 34 °C. Se cultivan variedades finas como Syrah, Tempranillo, Garnacha, Malbec, Viognier, Clairette y CheninBlanc.

Valle del Cauca: Zona de mayor superficie,  con 900 hectáreas, en las que se producen uva de mesa de alta calidad. Existen bodegas de gran capacidad que elaboran vinos a partir de uva de mesa y mosto concentrado.

Antioquia: En este departamento se encuentran las zonas de Olaya y Orillas del Río Cauca, a 550 metros de altitud, con lluvias de 800 mm al año y viñedos en laderas con las variedades Nero d' Avola, Syrah, Cattarrato y Chardonnay.

Santander: Ccon zonas como Zapatoca y Santander del Sur, a 1.100 metros de altitud y 700 mm de lluvia al año, actualmente se experimenta con la variedad Syrah, pudiéndose introducir Sauvignon.

Boyacá: Allí se desarrolla una viticultura de altura, entre 2.000 y 2.800 metros sobre el nivel del mar, en zonas como Duitama, Nobsa, Tibasosa, Villa de Leyva, Sachica y Sutamarchan, donde se vendimia cada 9 meses y se elaboran vinos de alta calidad. En Punta Larga, a 2.600 metros de altitud, se elaboran vinos blancos perfumados, florales y frutales, equilibrados y elegantes en boca, con las variedades Riesling y Riesling x Silvaner; conPinot Noir se logran finos tintos de intenso y complejo aroma, de gusto suave y equilibrado. En Villa de Leyva, a 2.100 metros de altitud, con temperaturas de 18° a 19 °C; se cultiva Sauvignon y Chardonnay, y se obtienen blancos de intenso aroma frutal y ligeras notas herbáceas varietales; suaves en boca, frescos, con notas herbales y matices de frutas; Cabernet Sauvignon y Merlot, aportan tintos de crianza en roble, con aromas frutales y especiados, de ataque suave con taninos redondos y equilibrados.

guillermo.vargasg@gmail.com