• Caracas (Venezuela)

Guillermo Vargas

Al instante

"Viñas y vinos de Brasil"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La viticultura brasileña nace en 1532 con la introducción de la vid a la Capitanía de San Vicente, procedente de la Isla de Madeira; alrededor de 1557, conquistadores españoles introdujeron variedades de vid a la rivera del rio Paraná. Luego en el siglo XIX se produjeron importantes inmigraciones de Alemania, Francia e Italia, al sur del país, que contribuyeron al desarrollo de la viticultura.

En las últimas décadas el consumo de vino ha crecido de manera importante, en todo el territorio; existiendo un gran interés en la cultura vinícola, impulsado por eventos enogastronómicos como catas, fiestas del vino y visitas a viñedos y bodegas. Según las últimas estadísticas publicadas por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), para el año 2014, en Brasil existían 89.000 hectáreas de viñedo y una producción de 2,7 millones de hectólitros de vino, entre clásicos blancos, tintos y espumosos.

La zona más importante es la Región Superior del Nordeste (Sierra Gaucha), localizada en el estado Rio Grande Do Sul, entre los municipios Bento Goncalves y Garibaldi; se produce alrededor del 80 % de los vinos del país; entre las variedades utilizadas se destacan Moscato Bianco, Trebbiano, Riesling Itálico, Semillon, Chardonnay, Gewürztraminer y Malvasía entre las blancas; y Pinot Noir, Merlot, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon y Barbera, entre las tintas. La segunda zona importante es la Región de Campaña (Frontera), se utilizan las mismas variedades de la zona anterior, además de Pinot Noir; se destaca además la Región del Valle del Rio Do Peixe, localizada en el estado de Santa Catarina, donde se cultiva además el Moscato Bianco. La Región del Valle de san Francisco, es una región tropical, ubicada a 9° de latitud Sur, en los municipios de Santa María da Boa Vista y Petrolina, entre los estados de Pernambuco, Bahía y Minas Gerais; se cultiva Chenin Blanc, Sylvaner, Sauvignon, Moscato Cannelli, Gewürztraminer y Chardonnay, entre las blancas, y Tempranillo, Syrah, Pint Noir y Cabernet Sauvignon, entre las tintas. Además de vinos clásicos, se producen espumosos de muy buena calidad.