• Caracas (Venezuela)

Guillermo Vargas

Al instante

POMAR RESERVA 2013

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antiguamente en los países europeos se elegía al mejor vino de la bodega en cada cosecha, y si era de excelentísima calidad, se le calificaba como “reserva”; reservado por el enólogo para consumirlo en privado. Este criterio ha evolucionado en el tiempo y actualmente en Europa se utiliza además, el tiempo de añejamiento del vino. La calificación “reserva” está plasmada en las leyes europeas, para destacar que el vino elegido como tal, ha tenido además una crianza en barrica durante un periodo determinado, lo cual varía entre países y zonas de un mismo país. En Venezuela no existen normativas al respecto; sin embargo Bodegas Pomar hace una selección muy rigurosa de sus cosechas, elaborando su reserva exclusivamente cuando los vinos presentan características muy especiales de calidad, atribuibles principalmente al clima.

En Altagracia, estado Lara, durante Febrero y Marzo 2013, ocurrieron días soleados, con temperaturas diurnas máximas de 30 a 32 °C y temperaturas mínimas de 18 a 20 °C; pudiéndose obtener uvas con una alta concentración de azucares y compuestos fenólicos, y un gran equilibrio entre sus elementos aromáticos y gustativos. En consecuencia, se pudo seleccionar un lote especial de vino de cada una de las variedades tintas, que al ensamblarse se convirtieron en el “Pomar Reserva 2013”. Dicho ensamble se logró con 40 % de vinos de Petit Verdot, 40 % de Syrah y 20 % de Tempranillo; el cual fue añejado durante un año en barricas de roble nuevas, y durante dieciséis meses de crianza o afinamiento en botella. 

A la cata presenta un color rubí de mediana intensidad, con tonalidades cereza y granate de gran belleza. Es complejo y expresivo en nariz, predominando aromas a frutos rojos, fundidos en un delicioso bouquet; al final, resaltan finas notas de roble, cacao y especias. Presenta buena estructura en boca, con finos taninos que producen una agradable astringencia, un final delicadamente persistente y un elegante retrogusto.

Actualmente está listo para consumo, pudiendo alcanzar su plenitud de calidad a mediados de 2016. Recomiendo decantarlo unos 20 a 30 minutos antes de consumirlo, lo cual es ideal fresco, entre 17 y 19 °C. Fiel acompañante de carnes rojas a la brasa, platos elaborados, jamón serrano y quesos de mediana maduración.

Su guarda debe ser con la botella en posición horizontal, a temperaturas entre 14 y 18 °C, en ambiente tranquilo, de ligera humedad y al abrigo de la luz.

guillermo.vargasg@gmail.com