• Caracas (Venezuela)

Guillermo Vargas

Al instante

Guillermo Vargas

Cena navideña con vinos venezolanos

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nos reunimos un grupo de entusiastas del Club Pomar, en Valencia, Caracas, Maracaibo y Barquisimeto, para celebrar un momento tan especial como lo es el nacimiento del Niño Jesús; aprovechando para estrechar los más grandes lazos de amistad y cariño entre enófilos y apreciar el talento derrochado por la excelente chef Mercedes Oropeza y su equipo de sous chefs, integrado por Daniel Saldivia, Mario Da Silva y Alvaro Adell, quienes magistralmente elaboraron nuestra típica y exquisita cena de Navidad

Fuimos recibidos con una copa del más elegante de los espumosos, el Brut Rosé de Pomar, para brindar con unos deliciosos tequeños y maridar luego en la mesa. Tres abrebocas de lujo hicieron su entrada: un crostini de paté casero, una bastela de codorniz y un timbal de mousse de salmón. Llegó la entrada  fría, una exquisita ensalada de langosta traída especialmente del archipiélago de los “Los Testigos”, perfectamente armonizada con Brut Rosé.

A continuación se presentó el primer vino tinto de la noche, el Pomar Tempranillo 2012, de color rubí, de mediana intensidad, con tonalidades granate, de rico y complejo aroma, de gran cuerpo, con taninos robustos y nobles, para maridar la entrada caliente: caldo clarificado de res con raviolitos llaneros. Luego llegó el primer plato principal de la noche: la exquisita hallaca caraqueña al estilo de don Armando Scannone, acompañada de pan de jamón casero y maridada igualmente con Pomar Tempranillo 2012. Luego degustamos el Pomar Syrah 2012, vino de color rubí intenso, de complejo y elegante aroma, frutal y ligeramente especiado, de cuerpo robusto y una gran expresión tánica; que armonizó perfectamente con el segundo plato principal: un delicioso y tierno costillar de cerdo horneado a baja temperatura, servido con sus jugos y acompañado de vegetalitos larenses, ¡Todo, una delicia!.

Luego refrescamos el paladar con un sorbete de fresas de Bailadores al ron de naranja; cerrando con el postre: torta de navidad con crema inglesa elaborada con ponche andino, acompañada con la clásica Pomar Brut, que le dio el toque de elegancia final a esta excelente velada.

Durante la noche el ambiente y la música navideña acompañó a los comensales, quienes felices brindamos con los vinos venezolanos, por el nacimiento del Niño Jesús, por nuestras familias, por la amistad y por el futuro de nuestro país. “Feliz Navidad” a todos mis lectores y amigos.