• Caracas (Venezuela)

Guillermo Santos

Al instante

Guillermo Santos

Se perdió la privacidad

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Casi toda la información que se mueve en el mundo actualmente es digital. Eso quiere decir que no solamente sirve para que algo suceda, sino que también queda almacenada en algún computador o un centro de datos, por lo que puede ser procesada por cualquier empresa o persona que tenga acceso a esos equipos.

Las redes sociales originan una cantidad de información digital que a veces es difícil de imaginarse. Para dar algunos ejemplos, se emiten 9.100 trinos por segundo, lo que equivale a 58 millones por día; se suben diariamente 55 millones de fotografías a Instagram; Walmart procesa un millón de transacciones por hora y en YouTube los usuarios observan 6.000 millones de horas de video cada mes y suben a esta red social 100 horas de video cada minuto.

Esto significa que las personas están dejando un rastro digital que no se puede evitar. Esta gran cantidad de información ha dado nacimiento a una tendencia que está caliente, y es la de big data. Las empresas entendieron que analizar trinos, fotografías, datos en Facebook, videos en YouTube les suministra mucha más información estratégica para sus negocios que cualquier estudio de mercado que se contrate.

Cada vez que una persona use su tarjeta de crédito, su tarjeta Cinecolombia o Cinemark, reserve en un restaurante por Internet, use un sitio de comercio electrónico, viaje por cualquier aerolínea, se aloje en un hotel, visite páginas web y, en general, cualquier actividad normal de la vida diaria, estará dejando información sobre su vida, sus gustos y sus costumbres.

Mejor dicho, la privacidad se perdió. Obviamente, en Colombia existen leyes para proteger la información privada de las personas. La pregunta que surge es si van a ser efectivas. En mi opinión, y con la pésima justicia que tiene este país, creo no van a tener un buen resultado.
Como lo dijo a finales de los ochenta Scott McNealy, ex-CEO de Sun Microsystems: “La privacidad se va a perder”. Y, como lo he expresado en algunas presentaciones: “Si no quiere perder su privacidad, no salga de su casa”.

* * * *
¿Será que los narcoterroristas de las FARC no están “chuzando” ni “hackeando” sitios del Gobierno y de personajes importantes? Estoy seguro de que sí. Sin embargo, a ellos no les puede pasar nada porque estamos en “proceso de paz”.

guillermo.santos@enter.co