• Caracas (Venezuela)

Grant Torres

Al instante

Las cortinas de humo de la “revolución bolivariana”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La distracción es una de las principales estrategias de manipulación mediática que usa el régimen de Maduro. El tristemente célebre caso de El Picure, ocurrido hace unas semanas, es un claro ejemplo de la elaboración de una cortina de humo en momentos claves del despertar nacional; un despertar que pasa por la lucha para cristalizar la posibilidad del referéndum revocatorio.

Para nadie es un secreto que los problemas de criminalidad no se han resuelto porque no existe la voluntad de hacerlo. Las diversas denuncias de corrupción que pesan sobre funcionarios públicos, dejan mucho que desear sobre el papel que desempeñan las instituciones que en Venezuela tienen el deber de aplicar la justicia.

En ese escenario llama poderosamente la atención que después de años de hacer y deshacer a sus anchas, difunden como una epopeya la eliminación del  llamado Osama Bin Laden criollo: el Picure.

Hasta la familia del hoy occiso, ha señalado que el gobierno “agrandó” demasiado la figura del antisocial. Exponen a niveles superlativos el asesinato de uno de los miles de delincuentes que viven en el país, mientras los otros siguen como reyes en el imperio de la anarquía de la “revolución bolivariana”. En medio de tanto show, los cuerpos de seguridad intentaron dar una apariencia de eficacia.

Por unas horas los millones de problemas que aquejan a la población, fueron dejados de lado y un desconocido Picure para la mayoría,  se convirtió en un Rock Star; una verdadera sensación. Todo lo inundaron con la imagen del cuerpo ensangrentado. Una historia sensacionalista y con kilos de amarillismo. En el medio del circo: los venezolanos hambrientos, frustrados y cansados; mientras desde casa los orquestadores de tantas patrañas se rieron como de costumbre; viéndole la cara de payaso al pendejo de Juan Bimba, quien nuevamente se olvidó de su realidad para asombrarse por la noticia del día.

En todo momento los asesores del chavismo intentan arreglárselas para que la población pierda el foco. Casi de cualquier cosa se pude elaborar un gran suceso para desviar la atención. Por eso vemos a líderes políticos saltar la talanquera de un lado a otro, con movimientos que confunden al electorado y generan titulares que dejan poco espacio a lo realmente relevante.

En política nada se deja al azar. Vale la pena recordar la candidatura presidencial de Arias Cárdenas, como adversario de Chávez, para poner un ejemplo contundente del teatro en el que se ha convirtió la política local. A título personal, creo que aquella fue quizás una hábil jugada para perpetuar en el poder al chavismo, mientras el público recibió entretenimiento puro y duro. Con el tiempo Cárdenas no ocultó que seguía protegido bajo el regazo de su compadre y compañero golpista Hugo; su lealtad fue premiada con un cargo.

Existen importantes acuerdos que desconocen la mayoría de los ciudadanos, quienes son arrastrados a combatir a ciegas, creyéndose representados por un grupo que pertenece en muchos casos al mismo segmento que gobierna. La intención es dividirnos, confundirnos y por supuesto distraernos; eso el tiempo lo ha evidenciado en la historia reciente.

Conviene abrir los ojos y saber que en este momento el país sólo cuenta con nuestras propias manos. Dado que los partidos no representan el sentir de una ciudadanía, tenemos que elevarnos por encima de las limitaciones ideológicas y no ofendernos cuando quienes están sentados en otro bando político nos dirijan una palabra cargada de odio, de frustración y de ignorancia; hay que tener altura cívica. En este momento es preciso responder a esas ofensas con el poder unificador del amor y no seguirle el juego a quienes desde el poder, han generado la mayor crisis social y espiritual de nuestro país.

La próxima que vez que usted: estimado lector, se encuentre delante de una cortina de humo en forma de noticia, pásela por el filtro de la racionalidad, póngase la mano en el bolsillo, abra su nevera, reflexione y dirija su energía a buscar la solución; si es preciso salga de casa, de un paso al frente y conviértase en el político honesto, serio e incorruptible que verdaderamente nuestra nación necesita.

@granttorres