• Caracas (Venezuela)

Graciela Melgarejo

Al instante

Graciela Melgarejo

Desde Guadalajara

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si para el escritor y ganador del premio Nobel Ernest Hemingway París era una fiesta, podemos parafrasear ese título inolvidable y decir que, este año, el español ha sido una fiesta. Una verdadera fiesta de la que participamos todos los hispanohablantes en alguna medida.

Por ejemplo, la 23 edición del Diccionario de la lengua española fue presentada la semana pasada en la Feria del Libro de Guadalajara, en México, y con ciertas precisiones que vienen a poner, por ahora, punto final a las críticas de algunos colectivos (comentadas ya en Línea directa). Así, el director de la nueva edición, el académico Pedro Álvarez de Miranda, dijo que “cuando el diccionario registra una palabra insultante, no insulta”, porque “las palabras en el Diccionario no están dichas, sino pinchadas en una vitrina, como la de un entomólogo”.

En fin, que el Diccionario ha hecho una lucida aparición en tierras mexicanas, igual que la versión ¿aligerada? del Quijote, versión popular y escolar, que adaptó el escritor español Arturo Pérez-Reverte y que publican RAE y Santillana conjuntamente (en la web de la RAE: http://bit.ly/1ymVxFG).

Es imposible abrir juicio hasta no tener un ejemplar en las manos, pero si uno se guía también por el reportaje aparecido el 29/11 en el suplemento Babelia (“Sanchos que intentan ser Quijotes”), se ha “acortado” el texto para adaptarlo al gusto de los lectores jóvenes, que prefieren ir directo al argumento antes que perseguirlo entre episodios.

Dice Arturo Pérez-Reverte: “En la novela hay un montón de cuentos, digresiones e historias complementarias que te sacan de la trama fundamental de Don Quijote y Sancho (...) Por eso, decidimos podar del texto original todo lo que distrae (...) con enlaces como si Cervantes lo hubiera escrito así”.

Mientras esperamos a ver cómo quedó esta short version nada menos que del Quijote, hay también otras preocupaciones que deben ser atendidas.