• Caracas (Venezuela)

Gonzalo González

Al instante

Es hora de decidir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La MUD debe decidir con prontitud la vía adecuada para ponerle fin a este régimen, objetivo que empezó a materializarse con la consecución del control del Poder Legislativo el 6 de diciembre, continuará con la salida de Maduro de la Presidencia y en paralelo trabajarla reinstitucionalización de los demás poderes del Estado. El cambio en el Poder Ejecutivo es clave porque estamos en un sistema presidencialista.

Es urgente hacerlo por cuanto la dramática situación nacional lo reclama. Estamos en vísperas de experimentar una catástrofe humanitaria; una tormenta perfecta por la confluencia de la inflación más alta del mundo, una escasez dramática de productos de primera necesidad (principalmente alimentos y medicinas), una inseguridad terrible así como una crisis en el suministro de agua y electricidad. Las manifestaciones de anomia y caos son cada vez más frecuentes. Por si fuese poco el precio del barril de petróleo ronda los 20 dólares y las reservas internacionales están exhaustas.

Ante este panorama quienes gobiernan insisten en las mismas políticas y actitudes que provocaron la crisis. El chavismo no da para más, la vigencia de su proyecto naufragó en las aguas del atraso, la inconsecuencia, la ineficacia y la corrupción. Su continuidad en la conducción del Estado solo servirá para empeorar las cosas.

También, la adopción de alguno de los mecanismos previstos en la Constitución para la renovación anticipada del Poder Ejecutivo contribuirá a mantener dentro del cauce pacífico y democrático el descontento y los deseos de cambio, así como evitar en lo posible que las fuerzas del caos –estimuladas por el discurso oficialista– logren sus aviesos propósitos.

Corresponde a la MUD resolver cuál de las opciones es la más conveniente para lograr un cambio en los términos más cónsonos con los intereses del país.

Este momento aciago y oscuro demanda de la dirigencia democrática unidad, responsabilidad, firmeza y capacidad para liderar el cambio que la sociedad necesita y desea.