• Caracas (Venezuela)

Gonzalo González

Al instante

Exigir la renuncia y trabajar para el revocatorio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Exigir la renuncia de quien hoy ocupa la Jefatura del Estado es más que pertinente, está ampliamente justificado por la situación nacional, por la negativa de quienes gobiernan a producir los cambios políticos y económicos ineludibles para gerenciar correctamente la crisis y superarla, y sentar las bases para construir una sociedad libre, próspera, justa y segura.

Es necesario crear una corriente de opinión pública nacional para su   materialización. Es, como otros han planteado, la formula menos traumática y menos costosa para empezar a salir del abismo sin fondo por el cual se despeña la nación.

Sería un acto de responsabilidad tanto de Maduro como del chavismo con Venezuela vista la situación y el agotamiento del proyecto chavista.

 Es conocido que dentro del mundo rojo hay quienes están conscientes de las nefastas consecuencias que para la viabilidad y existencia del chavismo como espacio político influyente e importante tiene su permanencia en el poder. No pocos  consideran la necesidad de dar un paso al costado; incluso discuten fórmulas para darlo y se plantean consensuar con la oposición una operación al respecto. La renuncia de Maduro es una de las opciones que se barajan.

 Lo crucial en este asunto es si el chavismo se asume en serio como un proyecto político trascendente o si se ha convertido en una asociación mafiosa cuyo principal objetivo es detentar el poder para usufructuarlo, sin tomar en cuenta el daño resultante para los venezolanos, sobre todo a los más pobres, de quienes dragonea representar y defender. 

No es contradictorio solicitar la renuncia de Maduro y trabajar por el Revocatorio o cualquiera de las vías constitucionales para producir el relevo anticipado en la Presidencia. La renuncia es un reclamo creciente del cuerpo social, acogotado por una crisis integral sin precedentes en los últimos cien años de la República.

Si el chavismo persiste en el continuismo y se niega a la renuncia terminará de ponerse de espaldas a las necesidades y deseos de más del 85% del país y estará más que justificado acudir a las otras opciones constitucionales para cortar el “Nudo Gordiano” que nos oprime.

La MUD está en mora con el movimiento democrático y el país por su tardanza en proponer, asumir y liderar el mecanismo para el relevo de Maduro. El manejo de los tiempos es crucial en una circunstancia como esta, por cuanto la anomia y el caos avanzan con prisa y sin pausa. La coalición democrática puede estar jugándose su condición de espacio alternativo de poder al oficialismo y con ello la posibilidad del cambio democrático. El más conveniente para Venezuela.