• Caracas (Venezuela)

Fútbol

Al instante

El goleador Andrés Ponce cumplió a su palabra

El jugador de la vinotinto Andrés Ponce empató el juego contra Uruguay / Agencias (imagen referencial)

El jugador de la vinotinto Andrés Ponce empató el juego contra Uruguay / Agencias (imagen referencial)

El atacante zuliano es el líder goleador de Venezuela en la competencia con seis anotaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una hoja de papel común y corriente, Andrés Ponce escribió una especie de juramento dos días antes de debutar en el torneo. En el, afirmaba que haría todo lo que estuviera en sus manos para ayudar a Venezuela a clasificar al Mundial. “A solo dos días de nuestro primer partido y con la mano en el corazón”, inicia el texto en el que el delantero afirmaba que dejaría “hasta la última gota de sudor”, para lograr la clasificación.

Tres semanas después, el delantero publicó su promesa a través de su cuenta de Twitter @RadaPonce. Entre un momento y otro, el atacante no solo se esforzó para conquistar ese objetivo, sino que fue fundamental al anotar los seis goles que consiguió el equipo durante la competencia.

“Lo escribí con mucho amor, con el corazón. Estaba seguro y cuando uno se siente seguro y está completamente con fe, las cosas se dan”, confesó desde San Luis el goleador Ponce, un muchacho ligeramente tímido y que habla bajito a través del teléfono. “Ese día le pedí a Dios, solamente estaba esperando el momento de saber que éramos mundialistas para sacarlo. Me acuerdo de ese día y fue emocionante”, explicó sobre su promesa.


Irreverencia. Fuera del campo, Ponce es un muchacho mucho más humilde y recatado que cuando está jugando. Durante cada partido, el zuliano es atrevido e irreverente. Afuera habla pausado. Aún así, mantiene cierto destajo. “Ellos no tienen cuatro piernas. Sus países tienen historia pero ellos no, son jugadores que están comenzando, como nosotros”, explicó sobre la manera en la que enfrentaron a rivales que, en el papel, eran superiores.

“Seis meses atrás visualizaba mucho este momento, pensaba muchísimo en el Mundial, en cuánto quería estar y haberlo logrado da mucha felicidad”, confesó el atacante, ya con más emoción en sus palabras. Una felicidad que guardará en cada una de las fotos de sus goles, en las que aparece gritando a todo pulmón. “Después de cada partido en el camerino había una felicidad enorme, son momentos que nunca se me van a olvidar”, confesó.

Entre tantas postales que le han quedado durante todo el torneo, al goleador le cuesta quedarse con una. “Este último fue muy bonito, disfrutamos mucho, estuvimos muy contentos. Había muchas lágrimas, mucha alegría, fue un momento que soñamos siempre, lo visualizábamos como una familia que somos y lo pudimos lograr”.

Una vez cumplida su promesa, Ponce y el resto del combinado venezolano tiene la intención de ganarle el domingo a Argentina y así aspirar a coronarse en el Suramericano. Una meta adicional que está a la mano del goleador es la de terminar como el mejor goleador. “Todo lo que estoy haciendo es por mi familia, siempre he querido que estén orgullosos de mi”, dijo. Seguramente ya lo están.