• Caracas (Venezuela)

Froilán Fernández

Al instante

El precio del nombre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 2007, parte del impacto de la aparición del iPhone afectó a líderes tradicionales de ese mercado como Nokia y Blackberry. La división de móviles de Nokia pasó a Microsoft a finales de 2014 y la casa de software decidió convertir la marca de los smartphones Nokia Lumia, con Windows Mobile, en Microsoft Lumia.

Esta semana se conoció que Nokia compró a Microsoft, a través de una joint-venture con el fabricante Foxconn, el negocio de los celulares convencionales o feature phones, por 350 millones de dólares. Es decir, se trata de los celulares básicos, algunos con manejo de datos, como los de la familia Asha.

Pero los celulares Nokia que veremos antes de finales de año en el mercado no se quedarán en los modelos básicos e intermedios sino que Nokia cederá su marca a Foxconn para smartphones y tabletas, lo cual es una interesante historia de negocios.

La fortaleza de la marca Nokia es el principal activo de esta estrategia de regreso y no deja de llamar la atención que el precio para recuperar una buena parte del negocio vendido hace tres años por más de 7 millardos de dólares a Microsoft, sea “sólo” de 350 millones de dólares.

Nokia dice que regresará “al mercado de teléfonos y tabletas a nivel global”. También dice que “concederá a HMD –la nueva joint-venture– una licencia global exclusiva (excepto Japón) para crear los teléfonos y tabletas de marca Nokia durante los próximos 10 años”. No queda claro cómo fueron los acuerdos con Microsoft para recuperar el uso de la marca, que aplicará a toda la nueva línea de móviles.

Bits y bytes

Wayra acelera

Sculapio, una startup acelerada por la Academia Wayra desde el año 2015, fue seleccionada para participar en el Global Entrepreneurship Summit 2016 en Silicon Valley, Estados Unidos. Este emprendimiento presentará una app para conectar a profesionales de la salud alrededor del mundo. Se trata de la séptima edición de este encuentro internacional organizado por el país anfitrión y por los gobiernos de Turquía, Emiratos Árabes, Malasia, Marruecos y Kenia. La cumbre busca conectar empresarios e inversionistas de diversas partes del mundo e impulsar nuevas asociaciones y colaboraciones.