• Caracas (Venezuela)

Froilán Barrios

Al instante

Froilán Barrios

Un terremoto que sacude a España: Podemos

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde la transición política producida en España a la muerte del caudillo por la “gracia de Dios” Francisco Franco, no había surgido una fuerza política con tanto ímpetu como la que se presenta en la Madre Patria actualmente. En aquella década de los ochenta, luego de la gestión de Adolfo Suárez, surgió como la estrella política rutilante Felipe González, al momento joven dirigente del Partido Socialista Obrero Español, PSOE, ídolo de multitudes y a la postre primer presidente del Gobierno de España en varios periodos (1982-1996).

Desde esa época hasta lo que va del siglo XXI se turnaron en el poder varios mandatarios, unos del PSOE, partido emblemático de la Internacional Socialista, y tantos otros por la coalición de derecha, el Partido Popular, PP, cuyo representante Mariano Rajoy desde 2011 es el presidente del Gobierno de España.

Se estableció así durante más de 30 años una especie de alternabilidad bipartidista que hoy es sacudida por una nueva formación política: Podemos, la cual no tiene relación alguna con la que conocemos en Venezuela, que amenaza seriamente con desplazar a las formaciones tradicionales citadas anteriormente.

¿Cuál es el origen de la crisis del bipartidismo español? Lo de siempre, los que llegan al ejercicio del poder se separan de sus electores, ignoran las aspiraciones de cambio de sus electores y simpatizantes y surge así un muro y una especie de burbuja de cristal creada por los propios mandatarios y sus partidos, que creen en el ejercicio de su gestión que el poder es eterno, es erótico y muchos se creen incluso que es hereditario.

Los españoles vienen dando signos de descontento durante todos estos años y la señal la trazaron con el movimiento de los indignados, 26% de desempleo y la crisis que sacude a toda la Unión Europea, siendo hoy España y Grecia las más afectadas. Por lo que no es obra de la casualidad que surjan en ambos países figuras jóvenes. En Grecia, el líder de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), Alexis Tsipras, dijo que ha llegado el momento de un nuevo liderazgo, esto lo dijo frente a cientos de sus seguidores en Atenas; y en el caso de España, Pablo Iglesias, el máximo líder de Podemos, cuya formación se define como un movimiento ciudadano que pretende, de una vez por todas, poner la política al servicio de la gente y poner fin a la corrupción. El trabajo digno, la sanidad universal y la jubilación a los 60 son solo algunas de sus reivindicaciones. Además de estas propuestas, han lanzado el camino del proceso constituyente, con el objeto de reformar todo el establishment político español.

Ahora bien, el descontento no es solo producto de la mala situación económica, también se le agregan los escándalos de corrupción que ponen en tela de juicio desde la corona española con el marido de la infanta, hasta las centrales sindicales UGT y CCOO, los partidos políticos PSOE y PP y quienes ejercen mandatos en sus nombres. Ojalá que en España no suceda el desastre de quienes llegaron en Venezuela al poder en nombre de esas promesas.


*Movimiento Laborista