• Caracas (Venezuela)

Froilán Barrios

Al instante

Froilán Barrios

Venezuela: donde se reprime no hay paraíso laboral posible

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el tintero de los medios de comunicación venezolanos todavía está fresca la recién finalizada visita a nuestro país de la misión de alto nivel de la OIT el pasado 1° de febrero, pero ya el gobierno nacional retoma su verdadero rostro y versión del diálogo social al reprimir salvajemente la Guardia Nacional la protesta laboral el lunes 3 de febrero en la refinería de Puerto La Cruz.

Efectivamente, alrededor de 600 obreros protestaban en la madrugada por la tardanza en la firma del contrato colectivo petrolero (CCP) vencido desde octubre 2013, como respuesta decenas de trabajadores sufrieron la golpiza y la detención en el Destacamento 75 de la GN; son 6 sindicalistas, entre ellos José Bodas, secretario general de la Futpv, excluido por el sindicalismo oficialista de la mesa de negociación del CCP.

Esta última agresión antisindical confirma la denuncia masiva realizada a la misión el pasado 29 de enero en el Hotel Meliá Caracas, durante el desarrollo de una exitosa reunión, en la cual el sindicalismo autónomo y democrático agrupado en la Unidad de Acción Sindical (UAS) integrado por: Fadess, Unete, CTV, Codesa, CGT, Mosbase, ASI presentó 37 testimonios de violaciones de los convenios: (87) de libertad sindical, (111) discriminación política, (98) contratación colectiva, (144) diálogo social. En presencia de 80 sindicalistas la delegación de la OIT manifestó su disposición a elaborar un informe ante el máximo organismo mundial por el conjunto de denuncias recibidas durante su visita.

Por nuestra parte, Fadess propuso ante la recurrente actitud gubernamental de desconocer los convenios citados y recomendaciones de los organismos de control de la OIT, el Comité de Libertad Sindical y la Comisión de Aplicación de Normas durante estos 15 años, la instalación en Venezuela de una delegación técnica permanente de la OIT que garantice el diálogo social y el cumplimiento de los convenios firmados por el Estado venezolano a lo largo de más 60 años, propuesta que aspiramos sea considerada en el próximo consejo de administración de marzo 2014, y en la 103 asamblea anual en junio, en Ginebra.

En tal sentido se le recordaron a la misión, por cierto la más representativa que nos haya visitado alguna vez, los casos de quejas introducidos por sindicatos venezolanos ante el organismo mundial durante estos años, en particular los petroleros relacionados con el paro cívico 2002-2003; los casos de Guayana, de Fapuv; del sicariato en la construcción y las decenas de nuevos de testimonios de abusos del Estado, que indican la creciente militarización y atropello de las relaciones de trabajo en nuestro país.

Un elemento a destacar de la visita de esta delegación internacional fue la unidad sindical que se ha logrado y reforzado con la presencia de esta representación de la OIT, de un sindicalismo disperso y confundido al establecimiento de un espacio de acción fundamental para reconquistar la autonomía sindical y nuestros derechos democráticos, conculcados por un Estado violador de los convenios laborales internacionales.

 

*Movimiento Laborista