• Caracas (Venezuela)

Freddy Lepage

Al instante

Freddy Lepage

¿Los enemigos internos de la revolución?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace un tiempo para acá Diosdado Cabello se ha encargado de enfatizar el hecho de que “mucha gente quiere hacerle daño a la revolución desde adentro”. Y esto se ha profundizado, no solo ante los planteamientos críticos de importantes dirigentes de la corriente interna del PSUV denominada Marea Socialista, sino también luego del asesinato del diputado Robert Serra y los enfrentamientos de funcionarios del Cicpc y destacados miembros del colectivo armado 5 de Marzo, que dejaron cinco muertos, entre ellos su principal vocero, José Odreman, quien minutos antes acusó al entonces ministro de Justicia y Paz, general Miguel Rodríguez Torres, de cualquier cosa que le ocurriera. El resto de la historia y su desenlace es harto conocido por todos.

Además de lo anterior, Cabello ha sido reiterativo en el sentido de que “una revolución se hace con revolucionarios”, para más adelante agregar: “Puede que alguien sea muy bueno…, pero si es escuálido no nos va a servir porque sus intereses son otros”. Todo esto en la víspera de un proceso eleccionario interno para elegir los jefes de las unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCH) y a los jefes de patrullas que las integran.

También subrayó la necesidad de “blindarse internamente” porque “mucha gente quiere aprovecharse para hacerle daño a la revolución desde adentro”. Ahora bien, ¿a quiénes se refiere Cabello cuando habla de enemigos internos de la “revolución”, y cuando acentuó en declaraciones a la prensa nacional que no puede haber “escuálidos” dirigiendo empresas públicas? Es decir, ¿que después de 15 años de haber manejado el poder a su leal saber y entender y después de la degollina que ocurrió en Pdvsa y otros organismos públicos, todavía quedan escuálidos en las empresas del Estado? Eso no lo puede creer nadie, como dicen por allí, ni su abogado.

Lo cierto es que la situación interna del PSUV está marcada por luchas intestinas que, por más que sus principales capitostes quieran ponerle sordina, eso va a ser muy difícil. En vida del difunto presidente, el PSUV era una caja negra impenetrable de la cual nada salía a la luz pública. Ahora, con Maduro, la situación es distinta y las grietas se ven por todas partes. Ya no solo es Marea Socialista, sino que hasta los grupos armados, como los colectivos 5 de Marzo y Escudo de la Revolución, se atrevieron, a través de su cuenta de Twitter –aun cuando después parece que fue cerrada, no sabemos por quién– a darle un ultimátum a Cabello (flamante presidente de la Asamblea Nacional y vicepresidente del partido de gobierno) para que pusiera el cargo a la orden antes del pasado 31 de octubre, con amenazas muy duras. Pues bien, pasó la fecha fatídica y, como era de suponerse, nada ocurrió. ¿Bravuconadas?, ¿extravagancias de quienes se sienten guapos y apoyados, ¿quiénes auparon a esta gente para adentrarse en esas profundidades? Pero lo cierto es que la procesión va por dentro y cada día se hace más difícil ocultarla… ¿Diosdado mandó un mensaje a García? ¿A quién o a quiénes? Pero, en fin, todavía queda mucha agua por pasar debajo del puente…