• Caracas (Venezuela)

Freddy Lepage

Al instante

Freddy Lepage

Hasta los chinos lo dicen…

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Recientemente fue reflejado en algunos medios de comunicación el preocupante informe sobre la economía venezolana, realizado por la empresa china de certificación de calificación de riesgo Dangong Global Credit. Entre otros elementos de importancia está la decisión de bajar la calificación de la deuda venezolana de BB+ a BB-. Pero, la cosa no se queda allí, la calificadora hace un balance de las asimetrías macroeconómicas, que los llevan a concluir un pronóstico negativo para la economía del país.

En el mencionado análisis se señala que la recesión económica en el corto plazo podría exacerbar las posibilidades reales de un malestar social que se manifiesta con las constantes protestas de los trabajadores por reivindicaciones sociales como -por ejemplo- las de los sidoristas, los empleados de Corpoelec, las de los gremios y tantas otras que ya se están convirtiendo en el pan de cada día. El número de ellas crece exponencialmente, mientras el régimen las reprime con la Guardia Nacional y otros cuerpos de seguridad del Estado, sin contemplación alguna, como si esa fuera la solución última, sin responder a la crisis social generada por el desmedido e inaguantable aumento del costo de la vida y las carencias de los productos básicos, entre ellos insumos, medicinas y otras calamidades.

Las razones esgrimidas por Dangong enfatizan el aumento del deterioro económico que pone en peligro la “estabilidad” del país debido a los malos manejos e ineficiencia de la cúpula gobernante. También hacen mención de la pesada carga que significa el elevado déficit fiscal que llega a 14,7% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras la deuda pública rondará 52,2% del PIB, con posibilidades de escalar a 60% para 2018. El déficit de la balanza de pagos y la caída de las reservas internacionales añaden mayor presión, dificultando -como corolario- el  pago de la deuda externa, en un escenario de disminución de los ingresos petroleros y de fuga de capitales. En 2013 las reservas internacionales alcanzan para cubrir 95,6% de la deuda externa a corto plazo y 19,4% del adeuda externa total, lo que aunado a otras circunstancias económicas pone mayor presión a la tan anunciada devaluación del bolívar que, ya de hecho, ronda cifras astronómicas.

El estudio concluye que una prolongada recesión económica trae aparejada la incertidumbre política por lo que mantienen una perspectiva negativa, al menos, para los próximos dos años. Ahora bien, los chinos no descubrieron el agua tibia, esto es lo mismo que vienen advirtiendo desde hace algún tiempo otras calificadoras y bancos de inversión. A lo mejor, como esta advertencia -que enciende las alarmas- viene de los socios asiáticos, Maduro y el Gobierno le prestarán alguna atención, aunque, en lo personal, tengo serias dudas de que así suceda. La mezcla de desconocimiento, incapacidad y falta de responsabilidad de quienes manejan las riendas del poder, no dan para mayores expectativas. Lo cierto es que vamos en caída libre hacia un país que se torna ingobernable.