• Caracas (Venezuela)

Francisco Paz Yanastacio

Al instante

La última cola

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“No tengan miedo”.

Juan Pablo II.

No es que lo sea, pero, dependiendo del resultado, si nos dejamos amedrentar por régimen desesperado porque solo concibe que tienen vida con el poder total, sí podría tratarse de la última cola. La última cola para votar.

Las intenciones de participación que revelan las encuestas pudieran hacer lucir como inoficioso que alguien pierda su tiempo llamando a votar a los venezolanos el 6-D, pero los últimos acontecimientos de violencia como arma política, que ya al día de hoy muestra el lamentable e imborrable saldo de la pérdida de una vida, procurarán hacer mella en la disposición a votar que decididamente tienen los venezolanos.

Ya lo habíamos advertido. A esta gente, que no ve más allá de seguir usufructuando el poder para terminar de arruinar el país, lo que les queda es restar. Y las otras artimañas para restar claramente no le están funcionando. Así que acuden al expediente nefasto de la violencia política para tratar de meterle miedo a una población que está hastiada de vivir en la ruina que dejó esta estafa continuada de diecisiete años.

Solo pueden restar. Y es que ya no suman, porque encerrados en sus lujos y manjares perdieron toda conexión con la gente y sus necesidades. Por eso solo tratan de restar, y creen que pueden. Claramente no se dan cuenta de que los venezolanos sabemos que, si no es en la cola para votar que nos asesinarán tratando de liberarnos de esta tragedia que vivimos, va a ser el desastre de la delincuencia que se recrudecería aún más el que acabaría con nosotros, en todo caso, si no vamos a votar.

Así, que lo entiendan de una vez por todas, ni con la muerte nos pueden amenazar, porque ganando la Asamblea Nacional para tener una efectiva separación de poderes, es la única manera de tener alguna posibilidad de dejar de ser prisioneros del hampa, de dejar de vivir bajo amenaza de muerte constante.

Ese ejercicio del hampa política, salvo por las lamentables muertes que puede generar, no se diferencia en mucho, sin embargo, de uno que claramente está utilizando el régimen en su desesperación. Ahora prometen que los productos van a aparecer si ellos ganan la Asamblea Nacional o que van a anunciar un plan de producción nacional, después del 6 de diciembre. ¿No es chantaje eso? ¿Por qué destruyeron el aparato productivo por diecisiete años?

Lo que está claro es que con el cambio que se dará el gobierno va a tener que hacer lo que nunca ha hecho: gobernar. Van a tener que tomar decisiones y dejar el pavor que tienen por el costo político, y renunciar a la habladera de pistoladas que ya los venezolanos no quieren oír.

No tengamos miedo, como pedía Juan Pablo II. Tenemos que salir a votar si no queremos terminar de perderlo todo. No dejemos que esta cola, se convierta en la última cola. 

Va de suyo que hablo de aquí y ahora.

 

@Francisco_Paz_Y