• Caracas (Venezuela)

Francisco Paz Yanastacio

Al instante

La conjura de la realidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La verdad que resplandece día a día en Venezuela y el mundo anda en algo. Está empeñada en ser vista, en escapar de los escondrijos en los que sus atemorizados carceleros quieren mantenerla oculta. La realidad se cansó de ser falseada y no le da cabida ya a las intenciones fraudulentas de quienes pretenden eliminar su contacto con los perceptores, decidida a impedir que se le siga atrapando con el fin de mantener a los incautos en un estado de ceguera mental, a quienes creyeron en la promesas vacías de la camarilla que arruinó al país.

La verdad está decidida a dar la batalla. La verdad derrotó la mentira de la guerra económica al aparecerse en las colas que son el grito ensordecedor del fracaso de una élite chapucera e improvisadora. La realidad reflexiona, calcula y actúa. Luego se convierte en anaqueles vacíos y deslumbra a quienes seguían pensando en que la confiscación de empresas podría traernos algún tipo de bienestar.

La realidad ataca de nuevo, cuando con el cacareado aumento del salario mínimo, que no es tal aumento, frente a la hiperinflación que vivimos, los trabajadores pretenden adquirir los productos básicos que solo se encuentran en Cúpira. Pero esta entidad curiosa que es la realidad hace uso de sus habilidades múltiples y no se queda en el campo económico. Se transfigura y se convierte en cualquier cosa. Hasta en alijos, en sobrinos, en ahijados.

También toma rumbos ordenados por las ciencias ocultas y, repentinamente, se apodera de un alma y la utiliza. La realidad, así, le invade el alma a un tipo llamado Almagro y comienza a salir por su mano, convertida en carta abierta al CNE, para dejar escurrir el más terrible inventario de trampas y triquiñuelas electorales que haya podido conocer la historia. Es la única explicación que puede encontrarse a que un elemento que fue activamente promovido por quienes ostentan el poder en Venezuela para ser secretario general de la OEA, escriba cosas tan terribles sobre el sistema electoral venezolano.

Esa no es la única carta que se juega en el terreno de las manipulaciones mentales. La habilidad la utiliza también con el fin de intervenir en los procesos neuro-lingüísticos de los personajes que manipula. Cuando los rectores del CNE expresan que decidieron negarse a la observación internacional de las elecciones del 6-D, están poseídos por el espíritu de la verdad y han sucumbido a su manejo. La verdad se cuela nuevamente y se dejar ver frente a todos, convertida en el miedo a ser descubiertos por los observadores.

Inquieta, la verdad, sigue escapando de sus captores. En forma de deslices que se difunden rápidamente por los medios a los que normalmente no tiene acceso y, sin ton ni son, sale en cadena de radio y televisión por la boca de un alto funcionario convertida en un “como sea”, que deja ver claramente que nunca podrá ser “como es”. O, como hace poquito, se hace palabra nuevamente y se convierte en una “victoria sorprendente”, cuyo primer sorprendido sería el mismo ganador.

Pero no se queda allí en esa materia. Los sigue utilizando, tendiéndoles trampas y allanándose el camino para insurgir. Se transmuta en furia impotente y se vuelve venganza evidente, convertida en mazazos de anime, dirigidos desde un programa de televisión en el que se pueden ver en vivo conductas tipificadas por las leyes, contra las instituciones que procuran cumplir con sus responsabilidades. Y, otra vez, surge la verdad dejando claro que esa gran iniciativa de la UCV, impulsada por la Dra. Eglée González Lobato, de crear la cátedra libre “Democracia, elecciones y comunicación”, los desnuda. Apalean una iniciativa que permitiría que la verdad, al tener que ocuparse de lo suyo, no les juegue las malas pasadas que están sufriendo, empeñada, como está, en resplandecer cueste lo que cueste.

Lo de la UCV no es casual. La verdad siempre ha brillado en ella, venciendo todo tipo de sombras. La realidad la habita y no necesita de trucos para hacerse patente. Por eso le temen y la quieren destruir. Allí la realidad del cerco presupuestario va a brillar ante los ojos de unos bachilleres a los que quieren estafar y utilizar, al haberles asignado cupos sin proveer los recursos necesarios para el desarrollo de sus carreras. Esos bachilleres verán la más franca verdad de lo que ofrecen quienes ostentan el poder. La verdad no permitirá que sean estafados, porque en la UCV, van a ver y entender la realidad, de la mano de insignes hombres, como nuestro maestro, el Dr. Enrique Tejera París, lamentablemente fallecido este miércoles, con su ejemplo de una dilatada trayectoria y su legado inconmensurable que atesoramos.

Hay que captar el mensaje. La realidad se saldrá con la suya y la verdad, en su muy bien planeada conjura, se impondrá sobre la gran mentira que es este desgobierno, porque se convertirá en millones de votos, que, sin miedo, abrirán la puerta al progreso de todos los venezolanos.  

La verdad es clara, hay que votar. La realidad así lo indica claramente.

Va de suyo que hablo de aquí y ahora.

 

@Francisco_Paz_Y