• Caracas (Venezuela)

Francisco Paz

Al instante

Francisco Paz

Democracia sin elecciones

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El miedo comienza a hacer estragos y los sedicentes adalides de una muy particular forma de democracia, ahora quieren sacarle el cuerpo a contarse. Hoy anuncia el gobiernerismo que no vamos a tener elecciones al Parlamento Latinoamericano por que no hay tiempo para organizarlas. Molesta mucho lo convencidos que están estos individuos de la estupidez de los venezolanos, que se atreven a justificar de esa forma semejante barbaridad. No habrá que explicarle mucho a la gente que lo que ocurre, sencillamente, es que no quieren contarse. Esa única circunscripción que se llama Venezuela, no hay manera de manipularla, por lo que el resultado de las mentiras, la escasez, la inflación, la corrupción y la ineptitud que día a día despliega este gobierno en grado superlativo, van a producir un resultado nacional que dejarán en evidencia las manipulaciones circuitales que con las pretenderán mitigar la debacle gobiernera.

Supongo que los partidos sensatos - que son la mayoría - agrupados en la MUD, coherentes con la forma responsable y enfocada con la que vienen actuando, tendrán que asumir la tarea de agarrar el toro por los cachos. Esa foto, la del arrase electoral por parte de las fuerzas democráticas en el Parlatino, es muy importante para reanimar el entusiasmo por la reconstrucción nacional que hay que insuflarle a la gente para salir de este desastre, y por ningún motivo hay que permitir que el castrismo se salga con la suya. Los venezolanos queremos postular y elegir a todos los representantes que debemos elegir este año, incluyendo nuestros diputados al Parlatino. 

Esperemos que a este esfuerzo se sumen la voces que hoy piden que se realicen primarias en todo el país y que denuestan del consenso como herramienta política. Si tanto les gustan las elecciones, esperemos que no sean solo las primarias y que alcen su voz para defender el derecho de los venezolanos a hacerse representar en el Parlamento Latinoamericano por la genuina expresión política de la sociedad venezolana, manifestada libremente y que, sin lugar a dudas, se habrá deslastrado del castrochavismo para ese momento.

El despropósito de no hacer elecciones al Parlatino es un experimento que cabía esperar del neototalitarismo que malgobierna a Venezuela. En 1959, Rómulo Betancourt diagnosticó el problema al señalar que: "...por su filosofía incompatible con la democracia, el PCV no puede formar parte del gobierno de unidad aunque tendrá todas las garantías para su desempeño como partido." Con toda la sagacidad que implica su pronóstico, no podíamos esperar que detectara que en realidad, la incompatibilidad de este amasijo milicomunista es con la verdad. Lo vemos en la razón que dan para pretender impedir que se hagan las elecciones de diputados al Parlatino, en la manida guerra económica, en la supuesta sanción contra Venezuela que no existe, entre los millones y "millonas" de firmas que no logran recoger, entre tantas otras, de la sarta de mentiras diarias que ponen a rodar para tratar de anular la realidad que agobia a los venezolanos. Si no, pregúntenle al "compañero" Jorge Abelardo Ramos, si recibió los saludos que le enviaron en estos días. ¡Perrrrro!

Tenemos unos doce años viendo como les incomoda esa incompatibilidad, que hoy hace insostenible la careta democrática que porta el régimen. Al tal punto que, el patrioterismo que ha servido de sostén a la nueva estocada que se ha dado al Estado de Derecho con la ayuda de algún advenedizo, al otorgarse una nueva Ley Habilitante, que será usada para tomar medidas legislativas contra cualquier clase de disidencia. Los partidos de oposición van a ser perseguidos con la Ley Habilitante.

Sospechosamente, un gobierno que se ufana de haber ganado dieciocho de diecinueve elecciones, hoy no quiere hacer unas elecciones. Un gobierno que se autoproclama democrático, solo porque aquí se han realizado diecinueve elecciones en dieciséis años, no quiere contarse para el Parlatino. Un gobierno que está rogándole a otro gobierno que derogue unas medidas que ha tomado contra unos individuos por violaciones a los derechos humanos, hoy no quiere que los venezolanos vayan a elecciones para el Parlatino. Un gobierno desesperado que pretende que le crean que en Venezuela hay democracia: ¡No quiere hacer unas elecciones! 

Por supuesto, nadie compra el cuento de que en Venezuela hay democracia, por el solo hecho de que hay elecciones, porque faltan atributos tan importantes como la separación de poderes, la rendición de cuentas y la vigencia del Estado de Derecho. Las elecciones por sí solas no hacen una democracia, pero en ausencia de los demás rasgos necesarios y que en Venezuela han ido desapareciendo, los procesos electorales son el último atisbo. Impedir su realización, en cualquiera de las instancias, es llevarnos a otro terreno que impondría la obligación constitucional y ciudadana de restablecer la vigencia del sistema democrático. El gobierno ha seguido llamando a esto democracia, solo porque tiene elecciones. Ahora quiere comenzar a eliminarlas, empezando con las del Parlatino. Quieren ahora una democracia sin elecciones. Es, la del gobierno, sin duda, una democracia de mentiritas.

Va de suyo que hablo de aquí y de ahora.

 

@Francisco_Paz_Y