• Caracas (Venezuela)

Francisco Javier Pérez

Al instante

Una rareza lexicográfica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Repertorio de tecnicismos postales, el "Vocabulario postal. Definición de algunas palabras y frases de uso frecuente en el servicio de correos" ha permanecido inadvertido como parte del Catecismo postal. Historia del correo de todos los tiempos (Editorial Élite. Lit. y Tip. Vargas, 1941), de Martín José Gornés Mac-Pherson. La rareza de su naturaleza textual y la originalidad de su temática descriptiva lo potencian como un espécimen curioso, por una parte, e ilustrativo, por otra, de los rumbos que tomaba la elaboración de repertorios de especialidad en la lexicografía venezolana de mediados del siglo pasado.

El autor del trabajo es una de esas raras figuras que emergen, como si pertenecieran a otro tiempo, en la historia desconocida de la cultura venezolana. Su ficha curricular, a este respecto, puede ser muy ilustrativa de sus predilecciones intelectuales e ilustradora de los alcances de su trabajo lexicográfico. Nacido en Valencia, estado Carabobo, en las décadas finales del siglo XIX (exactamente, el año 1884) y fallecido hacia la mitad del siglo siguiente, a contar por las referencias que sus propias obras publicadas aportan, se dedicó a escribir piezas de corte histórico y ensayos de muy variadas materias. Profesor de Historia en la Escuela Postal de los Estados Unidos de Venezuela, director general de los Correos de Venezuela y presidente honorario de la Sociedad Benéfica de Carteros, serán tres de sus dedicaciones más resaltantes. Miembro de algunas corporaciones nacionales y extranjeras, como la Academia de Ciencias y Letras de Nápoles, la Asociación de Pensionados Civiles de Génova, la Sociedad de Geografía de Lisboa, la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales y la Asociación de Escritores y Artistas Americanos de La Habana. Su bibliografía resulta llamativa por la variada propuesta de asuntos, cuyo núcleo matriz lo constituirán los temas sobre la historia del libro, la historia del tabaco y la del correo, los problemas financieros, las valoraciones sociales, el orientalismo en América y la imagen gráfica de Venezuela. Los títulos de sus libros así lo hacen constar: En honor a la verdad (1908), Venezuela (1920), Venezuela gráfica (1929-1930), De la Conquista a nuestros días. Historia del tabaco (1933), Finanzas de Venezuela (1933), La política monetaria de Venezuela (1934), Acción social en Carabobo (1938), Por los sagrados derechos territoriales de Carabobo (1939), Sangre de Asia en América (1939-1940), La tragedia campesina o el espejismo de las parcelas (1939), Orígenes del correo (1940), Trayectorias del libro. Origen y evolución de la idea escrita (1940), El soldado postal (1941), Temas de comunicaciones (1941) y Catecismo postal (1941). Un último título, Altas y bajas, se ocuparía de la trayectoria personal del autor en el mundo postal.

Antes de aproximarnos al texto propiamente lexicográfico de Gornés Mac-Pherson, interesa referir la opinión que sobre el diccionario tenía este escritor y que hallamos al final de uno de sus libros de teoría bibliográfica: Trayectorias del libro, publicado un año antes a su trabajo sobre el correo. Sintiendo una necesidad de proponer una lectura del diccionario, luego de revisar la significación que han tenido las Academias en todas las culturas del libro, nos deja la siguiente nota, que puede ser vista como abono a la idea del diccionario por parte de los intelectuales venezolanos, un tópico de investigación sociolexicográfica al indicar la estima del diccionario en el público culto de una sociedad:

"El Diccionario, incuestionablemente es un libro interesantísimo, que no puede ni debe faltar en ninguna biblioteca. El hombre de estudio, el mismo sabio, los literatos y poetas, el estudiante, los banqueros y comerciantes, en fin, la humanidad no analfabeta, tiene indispensablemente la necesidad del diccionario, pues allí se catalogan y definen las dicciones o términos de un idioma, una ciencia o de cualquier otra especialidad, por orden alfabético".

Cargado con unos conocimientos infrecuentes, tanto por las motivaciones como por los resultados, este autor, especialista en el tema postal, hará su personal aporte al diccionario y al léxico de esta actividad. El correo como hecho de civilización y el rasgo comunicacional que conlleva hacen más explícita la motivación del autor para el tratamiento del vocabulario postal dentro de su obra: "La historia del correo se encuentra íntimamente ligada con los diversos ciclos evolutivos de la civilización humana en sus múltiples manifestaciones, y puede muy bien asegurarse que, desde las primeras expresiones de la relación del hombre sobre la tierra, se manifestó el anhelo de comunicarse con sus semejantes, por medios cada vez menos rudimentarios, hasta llegar al grado de adelanto de que hoy disfrutamos".

Desde la perspectiva lexicográfica, el "Vocabulario postal" aporta un conjunto alfabético de voces técnicas relacionadas con esta actividad, estudiando un total de 60 lemas y 10 sublemas (lemas dobles desde otra consideración: "oficina de canje u oficina de cambio"), estos últimos por vía sinonímica o de equivalencia. El sentido y pretensión de la recolección no es otro que ofrecer un número limitado de tecnicismos muy frecuentes en el correo, tanto si pertenecen al dominio de la lengua general o al de los especialistas. A tono con la obra toda, el vocabulario va dirigido a trabajadores y a usuarios del correo en porciones iguales, haciendo que la primera impresión sobre la recolección sea plantear lo obvias de algunas inclusiones. Sin embargo, la exhaustividad del conocedor obliga, como en todo diccionario, a darle entrada y tratamiento a voces que no por muy conocidas deben descartarse en el repertorio.

La estructura de los artículos es muy simple. La componen, sustantivamente, la palabra lema en mayúsculas sostenidas, seguidas de dos puntos (:) y de la definición o explicación de lo que el término significa como objeto: "Destinatario: La persona, institución u oficina a las cuales va dirigida toda correspondencia". En contadas ocasiones, la definición puede proponer tópicos metalingüísticos, como en la voz correspondencia: "Frase genérica que se aplica a toda carta, pliego, paquete, impreso u objeto que circula por el correo". En otras se recurre al  apunte etimológico, como en el artículo correo: "Viene de la palabra correr". La definición, como en toda la lexicografía científica o no, recurre a diversos procedimientos de aplicación. Lo habitual en este texto es que se defina más con el recurso de explicación semántica que por metalengua de signo o por uso pragmático (al menos en las categorías generales de definición). Los ejemplos señalados podrían ser casi los únicos en donde se recurre a otros medios diferentes a los de la definición semántica, la más común en todo el repertorio: "Porte: Cantidad que se da o paga por llevar o transportar una cosa de un lugar a otro". Interesa, por la frecuencia del recurso, destacar como en muchas de las definiciones el procedimiento es el de encabezarlas, no ya con el verbo copulativo (es) de rigor: "Giro postal y postal telegráfico: Es la orden que, a favor de determinada persona y por cuenta de un tercero, libra, por escrito o telegráficamente, una Oficina de Correos, habilitada para ejecutar ese servicio, contra sí misma o contra otra también habilitada", sino con la fórmula pronombre + que sustitutiva del lema en la redacción de la definición para evitar tautologías: "Correspondencia deficiente: La que carece del franqueo completo que debe llevar en estampillas adheridas, conforme a la tarifa postal". Por último, sin que se pueda decir que se entiende la definición enciclopédica, la tónica es, para algunas voces, explicarlas con moderada amplitud: "Rezagada: La correspondencia que, después de permanecer en las Estafetas de correo, por tiempo determinado, se retira de éstas y se deposita en la oficina central de rezagos para ser incinerada en la época y forma establecidas por el Reglamento de Correos. Se exceptúa a la procedencia extranjera que es devuelta dentro de los plazos convencionales a la oficina de origen".

Más allá de sus atisbos felices de elaboración o de sus caídas explicables en razón de su carácter lexicográficamente acientífico, este texto constituye una muestra de interés en el concierto de los repertorios técnicos y, también, en el de los textos lexicográficos subsidiarios a obras de naturaleza no diccionariológica.