• Caracas (Venezuela)

Fernando Travieso y Magaly Irady

Al instante

Sigue el auge de las renovables

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

La Agencia Internacional de la Energía Renovable, Irena, dio a conocer hace apenas una semana las cifras de 2015 sobre generación eléctrica con energías limpias, las cuales muestran un incremento en la inversión de 8,3% con respecto al año anterior, lo que representa 286.000 millones de dólares, el mayor monto invertido en la historia de las renovables. Este dato tiene una significativa importancia, toda vez que ocurre en un escenario global donde, además del descenso de los precios del petróleo y el gas, está presente una marcada disminución de los costos de instalación de las energías eólica y solar.

Esa gran expansión llegó sobre todo de la mano del esfuerzo de los países en desarrollo y muy especialmente de las naciones emergentes de Asia –China e India– donde se instaló casi 60% de las nuevas plantas de energías limpias, al punto de que la capacidad de generación se incrementó cerca de 13% con respecto a 2014. El incremento de 14,5% alcanzado por los países centroamericanos también fue notable, lo que se contrapone con el exiguo crecimiento de 6,3% en Estados Unidos y de 5,2% en Europa. Al respecto, el director general de Irena, Adnan Z. Amin, aseguró: “Las energías renovables no son solo una solución para los países industrializados”, lo cual expresa, sin lugar a dudas, una realidad cada vez más evidente, sobre todo con la disminución creciente de los costos.

Como dato curioso vale mencionar que, por ejemplo, en algunas partes soleadas del mundo como India y Dubai, las empresas solares están vendiendo electricidad por menos de la mitad del precio promedio global, el cual se corrobora con cifras recientes aportadas por el banco estadounidense Lazard, según las cuales, desde 2009, los costos de instalación para los grandes desarrollos de energía eólica han caído 61%, mientras en los de energía solar, el descenso ha sido de 81%.

Tal disminución de costos, asociada al incremento de los niveles de eficiencia, es parte de los grandes aportes de la investigación y la innovación científicas y tecnológicas actuales, en particular en el desarrollo de la tecnología solar, ámbito donde todos los días se alcanzan importantes avances. El más reciente, anunciado por la revista Science, muestra la  posibilidad de mejorar la producción de celdas solares –de forma muy sencilla, a bajo costo y con altos niveles de eficiencia–, a partir de un material conocido como perovskita de haluro de plomo híbrido.

La investigación, realizada por un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, analizó las propiedades del compuesto poniendo de manifiesto sus excepcionales cualidades, no del todo conocidas hasta ahora. El estudio señala que la incorporación del material permitirá a las celdas solares superar sus funciones tradicionales, toda vez que, además de absorber la luz del sol y convertirla en carga eléctrica, serán capaces de emitir luz por sí mismas y luego reabsorber la energía de esa luz. Al respecto, Felix Deschler, uno de sus autores afirmó: “Nosotros sabíamos que esos materiales eran capaces de absorber luz y producir transportadores de carga, pero ahora hemos demostrado que ellos también pueden recombinarse para producir nuevos fotones”.

El resultado es una celda solar que actúa como un concentrador capaz de producir más energía, toda vez que a partir de una cantidad dada de luz se obtiene un voltaje mayor que el que produce una celda hecha de materiales que no tengan esa posibilidad de reciclaje. Una noticia que está impactando el mundo de las fotovoltaicas porque augura la posibilidad de haber encontrado una ruta para alcanzar o, al menos, para acercarse al límite absoluto de 33%, cifra que desde mediados del siglo pasado ha sido aceptada por la comunidad científica como techo de la eficiencia en energía solar. Una verdadera revolución producto del talento humano puesto al servicio de la preservación del planeta.