• Caracas (Venezuela)

Fernando Travieso y Magaly Irady

Al instante

París: juegos olímpicos y economía circular en ruta al futuro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, presentó recientemente un plan de 43 puntos que pretende construir una ciudad más verde, con un sistema de transporte más sostenible y con más espacios públicos dedicados al deporte. Más allá de que la aspiración inmediata de sus autoridades es promover la candidatura de la ciudad como sede de los Juegos Olímpicos 2024, a mediano y largo plazo el plan se propone luchar contra el calentamiento, crear nuevos lugares para la innovación y promover la recuperación de los espacios públicos, entre otros objetivos a alcanzar.

Una de los temas que más ha llamado la atención es que para la fecha de los juegos, según informó la alcaldesa, se habrá eliminado la contaminación bacteriológica en toda la cuenca del río Sena y se habrá completado su conversión en un espacio público apto para realizar allí las pruebas de triatlón y para que quien lo desee pueda nadar en sus aguas, lo cual está prohibido hoy en día a causa de la contaminación que producen las fábricas situadas en su cuenca y porque las tuberías de aguas residuales vierten en su cauce 2,5 millones de metros cúbicos de residuos cada año.

Además de una línea de metro que conectará el este con el oeste de la ciudad y pasará por algunos de los escenarios previstos para las competencias deportivas, el plan contempla también la creación de una ciclovía que unirá las principales instalaciones olímpicas y los más atractivos sitios turísticos, así como una ruta de 35 km por el centro de la ciudad para que peatones y ciclistas puedan pasear por zonas verdes protegidas. Enmarcado dentro de un gran diseño de economía circular metropolitana, la idea es crear una ruta a través de la ciudad que sea cero residuos, organizar un evento olímpico que ayude a generar conciencia sobre el medio ambiente y garantizar un espacio urbano que permita una mejor salud pública.

Estas propuestas olímpicas forman parte del proyecto París Ciudad Inteligente 2050, el cual tiene como objetivo reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero para ese año, mediante la construcción de varios edificios de gran altura, capaces de producir más energía de la que consumen a partir de diversas técnicas que se pondrán en práctica para probar su efectividad in situ. Estos rascacielos, cuyas estructuras se inspiran en formas naturales y son sostenibles, ofrecerán a un tiempo servicios y espacios residenciales, comerciales y de negocio, toda vez que concentrar funciones permitirá disminuir los desplazamientos y, por tanto, el consumo de energía. Dentro de sus muros se utilizarán, siempre que sea posible, procesos naturales (calefacción y refrigeración pasiva, oxigenación, retención de agua pluvial) para crear unidades autosuficientes.

A esos edificios se añadirán granjas urbanas de varios pisos de altura, puentes que producen energía eólica e hidráulica, jardines comunitarios suspendidos y numerosos espacios verdes; todo ello con el fin de llevar a la ciudad los beneficios de la vida rural y animar a los ciudadanos a involucrarse en el cultivo de un estilo de vida sostenible. Como cabría esperarse, este interesante e innovador proyecto respetará la rica historia urbana y cultural de París, al tiempo que incrementa su potencial para construir un futuro más saludable y disminuye su impacto ambiental. Podría afirmarse, en síntesis, que París ha resuelto ofrecer su candidatura para los Juegos Olímpicos de 2024 como un paso más en el proceso de construir la ciudad del futuro.