• Caracas (Venezuela)

Felipe Mujica

Al instante

Felipe Mujica

43 aniversario del MAS

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En memoria de Nelson Mandela.

Cumple el Movimiento Al Socialismo, 43 años de existencia y de lucha política por la conquista de una sociedad democrática, plural y solidaria en donde impere la justicia social.

El socialismo democrático, reiterado en nuestra condición de integrante de la Internacional Socialista, ha sido el compromiso que nos ha acompañado a lo largo de toda nuestra historia.

Desde los tiempos de nuestra fundación y ruptura con el dogmatismo de la época, hemos proclamado nuestra voluntad por estar al lado de los más pobres y de los que viven en peor condición.

A lo largo de estos 43 años hemos contribuido a la construcción de este país, que obstinadamente, lucha por vivir en democracia y donde los cambios sean hechos en libertad.

El MAS, ha tenido, como todos los partidos políticos; buenos, malos y peores momentos. Aciertos y errores hemos tenido a lo largo de nuestra historia. El reconocimiento de nuestros errores ha sido un signo del MAS. También con valentía y responsabilidad hemos señalados crítica y solidariamente los errores de otros.

Todo ello ha ocurrido a lo largo de estos 43 años, donde los masistas hemos hecho de la frase dicha por nuestro fundador, Pompeyo Márquez: “El MAS es hijo del debate”, una forma de vida partidista irrenunciable que ha estado presente a  lo largo de nuestra historia.

En nuestras filas hemos contado con venezolanos de inmensa valía;  Pompeyo Márquez, Teodoro Petkoff, Freddy Muñoz, Carlos Arturo Pardo, Eloy Torres, Luis Bayardo Sardi, Antonio José Urbina, German Lairet, Luis Homez, Argelia Laya y muchos  otros, que hoy  forman parte de nuestra historia.

Desde el Parlamento, ministerios, gobernaciones, alcaldías y el activismo político en todos los escenarios de lucha social, los masistas hemos contribuido en la formación del país que tenemos.

Hemos querido honrar en este 43 aniversario la figura de ese incomparable y legendario ciudadano del mundo, recientemente fallecido, que fue Nelson Mandela,  apóstol moderno de la reconciliación y la paz  que cambio al mundo entero. Su lucha contra la dominación de cualquier tipo, marcó  un nuevo momento para la humanidad.

Quizás esta frase que le transcribimos, recoge la esencia no solo de un pensamiento político sino también la voluntad y el temple que se requieren  para sostenerla: 

“Durante mi vida me he dedicado a esta lucha del pueblo africano. He batallado contra la dominación blanca y también contra la dominación negra. He albergado el ideal de una sociedad libre y democrática en la que todas las personas convivan en armonía y en igualdad de oportunidades. Es un ideal que tengo la esperanza de alcanzar en vida. Pero, si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto morir…”

 

Diálogo por Venezuela

Hace 18 meses, en medio de la dura confrontación que vive Venezuela, nos atrevimos, a hablar de diálogo y reconciliación, dijimos que solo de esa manera podríamos, los venezolanos, resolver nuestros problemas.

Venezuela es un país plural. Sus fuerzas políticas representan a millones de venezolanos que les han otorgado con su voto el mandato de representarlos. En el Ejecutivo, la Asamblea Nacional, gobernaciones, consejos legislativos y municipios se expresa la diversidad que debe ser reconocida por todos.

La situación económica, está llena de incertidumbre. La inflación, el alto costo de la vida, el desabastecimiento, la falta de divisas son problemas que deben ser objeto de dialogo y búsqueda de soluciones integrales y compartidas.

La inseguridad se ha convertido en el centro de la preocupación de los venezolanos. Reta la vida del país y se constituye en un obstáculo para la paz y la tranquilidad de todos.

Las diferencias políticas y la legítima aspiración de acceder al ejercicio del poder mediante el voto, no deben impedir que las diversas fuerzas políticas logren acuerdos que coloquen los intereses de la población por encima de cualquier interés partidario.

El país requiere dialogar y acordar soluciones integrales, profundas y de largo alcance que consolide a Venezuela como una democracia política y socialmente eficaz.

 

Por el diálogo, la paz y la reconciliación de los venezolanos.

Desde el MAS hemos insistido en que la polarización es el peor de los males que agobia nuestra sociedad. Hoy todo el país, con la excepción de radicales, de cada lado, reconoce la necesidad del diálogo. 

Los resultados de las recientes elecciones municipales y los hechos posteriores, donde destacan los dos encuentros entre alcaldes y gobernadores con el presidente de la República, indican que el país puede comenzar a entenderse de otra manera. Para ello es indispensable, el reconocimiento del otro. TODOS SOMOS VENEZOLANOS.

Los venezolanos tenemos desafíos de proporciones gigantescas;  la desigualdad social histórica de nuestra población  debe ser sustituida por condiciones de vida y oportunidades que le permita a TODOS LOS VENEZOLANOS  el  acceso a la salud, a la educación, al trabajo, la prosperidad, a la seguridad  y la construcción de una sociedad donde impere la justicia social y la libertad. Para ello hay que hablar.

El diálogo nacional y las soluciones deben irse formando a partir de los puntos coincidentes de las diversas visiones políticas que hay sobre nuestro país, respetando las naturales y legítimas diferencias que existen. Así se podrá construir un espacio común para realizar progresivamente los cambios que Venezuela necesita y que ninguna fuerza política puede llevar a cabo por si sola.

Este diálogo nacional  requiere de la voluntad política y  del compromiso del gobierno al igual que de las principales fuerzas políticas, los ciudadanos, las iglesias, los sectores económicos y todos aquellos que estén dispuestos a impulsar un conjunto de iniciativas y reformas para realizar acciones efectivas para que nuestro país mejore.

El diálogo nacional, debe servir para sentar las bases de acuerdo y compromisos político solidarios en el campo de la economía y de los déficit sociales que aún perduran; para impulsar el crecimiento económico que genere los empleos de calidad que demandan los venezolanos y construir una sociedad de derechos que ponga fin a las prácticas clientelares, ampliando los derechos con perspectiva de género y transversalidad, así como materializando los que ya están consagrados en la Constitución para generar bienestar para toda la población, disminuir la pobreza y la desigualdad social.

Un diálogo nacional que permita profundizar el proceso de democratización del país y la plena vigencia de los derechos ciudadanos consagrados en la Constitución Nacional así como el fortalecimiento  las instituciones del estado venezolano.

Un diálogo nacional que permita audaces y solidarios acuerdos en la lucha contra la corrupción

Un diálogo nacional que garantice la democratización de la economía, así como la ampliación y aplicación eficaz de los derechos sociales.

Un diálogo nacional donde la lucha contra la inseguridad sea el producto de la participación de los entes públicos y los ciudadanos, atacando las razones profundas que han dado origen a este terrible mal que hoy afecta al país.

Un diálogo nacional de cara al país, donde la participación de los ciudadanos como actores fundamentales en el diseño, la ejecución y la evaluación de las políticas públicas, sea la garantía de su ejecución.

En este nuevo aniversario; el Movimiento al Socialismo ratifica su compromiso con Venezuela. Reiteramos nuestra convicción de que solo dialogando podremos los venezolanos construir el país al que aspiramos. Llamamos a todas los sectores de la sociedad venezolana a dar la contribución necesaria por la construcción de la Venezuela que queremos y necesitamos.

 

 

Comité Ejecutivo Nacional del MAS.

 

Caracas, 20 de Enero de 2014.