• Caracas (Venezuela)

Estilo

Al instante

“El maquillaje es mi vida”

Actualmente trabaja en el salón de belleza de Ricardo Chang / Manuel Sardá

Actualmente trabaja en el salón de belleza de Ricardo Chang / Manuel Sardá

Antonio Álvarez se ha consagrado transformando el rostro de las mujeres. Actualmente es asesor de imagen y dicta cursos a particulares y profesionales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde temprana edad, Antonio Álvarez supo a qué quería dedicarse el resto de su vida. Embellecer mujeres fue un don con el que nació y a los 14 años de edad, comenzó su carrera como maquillador en el salón de belleza de Ricardo Chang. Durante su trayectoria en este mundo ha tenido la oportunidad de mostrar su talento en el Miss Venezuela y de viajar a otros continentes a empaparse de las tendencias de culturas exóticas.

—¿Cómo fue su incursión en el mundo del maquillaje?
—Duré 17 años trabajando con Ricardo Chang. Luego me independicé y abrí mi propio salón de belleza llamado Tony’s Make Up Institute, donde también impartíamos cursos de maquillaje. Estuve 13 años ahí. En 2011 lo cerré y decidí empezar a maquillar por mi cuenta. Al principio me dio miedo y dudé de la capacidad de arrastre que podía tener como profesional, pero me di cuenta de que tengo una cartera de clientas excelente que va conmigo a donde vaya. Ahora volví al salón de belleza de Ricardo Chang, que es mi centro de operaciones.

—¿Qué cursos ha realizado para desarrollarse profesionalmente?
—Al principio fui un autodidacta. Repetía lo que mi profesor hacía y me gustaba muchísimo, porque siempre me interesaron la pintura y las artes manuales. Cuando empecé a ganar más dinero, investigué y comencé a viajar. Conocí las mejores marcas de productos y estoy enamorado de Mac Cosmetics, que es una de las mejores junto con Bobbi Brown y Lancome. He hecho cursos ellos en Nueva York.

—¿Qué significa el maquillaje para usted?
—Todo. Es mi vida. El poder convertir a una mujer que no sea tan bonita en una bella y que no sólo seas su maquillador sino su amigo, para mí significa mucho.

—¿Qué personajes famosos se maquillan con usted?
—Varias. Marjorie de Sousa, Daniela Kosán, Patricia Fuenmayor, Patricia Velásquez, Natalia Streignard, Scarlet Ortiz y Giselle Reyes... Nos hicimos muy amigos cuando algunas de ellas participaron en el Miss Venezuela. Las considero mis hijas porque las he visto evolucionar.

—¿Y cómo ha sido su experiencia como maquillador oficial del Miss Venezuela?
—Muy divertida. Entré allí por Giselle Reyes. Ella le comentó a Osmel que tenía un profesor en su academia que maquillaba muy bonito y él me dio la oportunidad de probar con Norelys Rodríguez. La maquillé, pero ella es una niña preciosa que no necesita arreglarse mucho. Fue una muy buena carta de presentación. Cuando llegó al casting, quedó. El Miss Venezuela representa nuevos retos todos los años, pero después del concurso queda una buena amistad.

—¿Cuál ha sido su mayor logro?
—Siento que aún me falta muchísimo por hacer. Cuando uno dice “lo logré” es mejor retirarse porque no queda más nada por alcanzar. Creo que me queda tiempo, mujeres para embellecer, concursos y preparar a mucha gente. Tener mi propio salón fue muy satisfactorio. También viajar por el mundo y conocer las culturas. Siempre que salgo busco ver cómo se maquillan. He ido a la India, Egipto y Tailandia en búsqueda de información.

—Dicta talleres y cursos, ¿qué lo motivó a compartir sus conocimientos?
—Una clienta que me dijo que se iba del país y tendría muchísimos compromisos sociales afuera. Estuve una semana enseñándole cómo maquillarse en su casa. Ella se lo comentó a sus amigas y así comencé. Los cursos personalizados son de cinco clases de dos horas diarias, dos veces por semana.

—Es asesor de imagen, ¿qué aspectos no debe descuidar ninguna mujer?
—El peso es importantísimo porque si lo mantienes, todo te va a quedar bien. Soy “gordofóbico”. No me gusta la gente gorda porque es algo de estética y de salud. Estar en forma permite tener mejor cabello y uñas

—¿Qué necesita una mujer para lucir el maquillaje?
—Una buena piel y una excelente actitud. De nada sirve estar muy bien pintada, pero no tener una buena vibra para que la gente perciba lo bella que estás.

—¿Cuáles son las tendencias actuales en cosméticos?
—A la latina le gustan mucho los tonos mate. Ahora le agradan los ojos ahumados, pero siempre hay que tomar en cuenta la ocasión. Los colores oscuros se usan en la noche combinados con claros en los labios. La mujer venezolana evita verse la cara brillante. Los tonos marrones, bronce, naranjas y rosados son los que están en boga. Las cejas muy oscuras endurecen las facciones y las pestañas postizas nunca van a pasar de moda.

—¿Cuál es el error más frecuente que cometen las venezolanas al maquillarse?
—No usar la base exacta de su color de piel. Es terrible y se nota en la fotografía. Nunca se debe probar el maquillaje en las manos porque no tienen el mismo color de la cara.
 
—¿Qué consejos da a quienes no tienen tiempo pero quieren lucir bellas?
—Una bonita base, unos lentes y una boca pintada es la combinación perfecta para salir a la calle. También es importante que usen zapatos altos, así le duelan los pies, porque ayuda a estilizar su figura y las hará sentir con presencia.

—¿A qué artista de Hollywood le gustaría maquillar?
—Catherine Zeta-Jones, la rubia Nicole Kidman y amo a Sofía Vergara.

Contrapunteando
Un artista: Jesús Soto
Un color: azul
Una estación: primavera
Un sueño: regresar a la India
Una bebida: vodka
Un sabor: el del éxito
Una marca: Armani