• Caracas (Venezuela)

Estilo

Al instante

El batik dibuja la cultura textil de Indonesia

Los alumnos del Instituto Brivil plasmaron su talento creativo en una colección de 11 trajes elaborados con la tradicional tela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Flores, nubes lluviosas y otros elementos de la naturaleza dan vida al batik, un tejido sobre el cual se dibuja la cultura de un pueblo. Con el fin de dar a conocer más sobre este textil, la Embajada de la República de Indonesia en Venezuela propició una alianza con el Instituto Brivil para instruir a sus alumnos de quinto semestre sobre la tradición y esmero con que se trabaja esta tela.

El resultado de ese acercamiento es una colección de 111 trajes en cuya elaboración se empleó el batik. José Toledo, profesor de patronaje, confección y diseño del Instituto Brivil, fue el encargado de guiar a los 37 estudiantes en el desafío de crear tres modelos: para caballeros, un traje casual que sirva para ir a trabajar; y para las damas, un traje de oficina y uno de gala.

“Fuimos seleccionados por la embajadora de Indonesia, Prianti Gagarin Djatmiko-Sin, quien nos califica como el instituto de diseño con más prestigio en Venezuela y confió en nosotros para hacer la colección”, afirma Toledo con orgullo. Para este trabajo, la diplomática donó tres variedades de textiles: batik de la realeza, clásico y moderno.

El equipo de la embajada organizó cuatro conferencias para dar a conocer a los jóvenes diseñadores los detalles tras la confección del milenario tejido. “El proceso de creación del batik es largo, puede demorar años. Los diseños se trazan con lápiz y luego se utiliza un tjanting, una pieza de cobre para aplicar cera derretida e ir delineando el dibujo. Al momento de teñir se colocan las tintas y se cubren con cera los lugares en los que no se desee algún color determinado”, explica Toledo.

Más que un lienzo

Claudia Castillo, una de las estudiantes participantes, incorporó a su traje masculino con chaqueta detalles de batik en bolsillos y el canesú de la camisa. “Es un reto trabajar una tela cuyo comportamiento desconoces. Tienes que saber con cuáles tejidos mezclarla para que no haya un choque”, confiesa.

Para el traje de oficina de dama, Castillo pensó en una oficinista que pudiera ir a cenar después de su trabajo. Con ese fin, empleó batik proveniente de la costa, con una representación de los puntos cardinales. “En Indonesia tienen un clima intertropical similar al nuestro y me basé en eso”.

Toledo afirma que el batik marca la pauta de la creación, por lo que el diseñador es quien debe adaptarse a él. “Las ilustraciones siguen una dirección, nada es al azar. En las clases solemos cortar la tela de una manera, pero con el batik debes hacerlo diferente. Se respetan los dibujos y la armonía que hay entre ellos”, señala.

El trabajo de los alumnos del Instituto Brivil se exhibió durante un desfile auspiciado por la Embajada de Indonesia, realizado en el Convention Center del centro comercial Macaracuay Plaza. El evento estuvo enmarcado en un bazar que ofreció productos típicos y comida del país asiático.

Para el próximo año se espera que la embajada dicte talleres sobre la confección con batik para el público general. Asimismo, donará telas autóctonas elaboradas en telares artesanales al instituto de diseño para trasladar una vez más el potencial cultural de Indonesia a la moda.

Trazos de orgullo

* “Batik” es una palabra compuesta de raíces indonesias, producto de combinar “amba” (escribir) y “nitik” (puntos), “escribir con puntos”

* La Unesco nombró al batik indonesio como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

* Creadores de fama internacional como Julien Macdonald y Nicole Miller han utilizado el batik en sus colecciones