• Caracas (Venezuela)

Esteban Oria

Al instante

Esteban Oria

El cambio en Venezuela gana la apuesta

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la calle se escuchan en todo lugar y a toda hora críticas al gobierno de Maduro, nunca antes el chavismo y para ser más exacto, el PSUV había estado en una situación de crisis de empatía con la población y en particular con su propio electorado tan semejante y todo  parece ser  el reflejo de la situación de caos que reina en la economía, aunado al desastre general en el resto de los factores tales como la inseguridad, atención de servicios públicos y  corrupción por mencionar algunos entre muchos otros que ya tienen hartamente colapsada la paciencia de los venezolanos

El descalabro general de gobernabilidad hace mella en la popularidad del presidente Maduro, encuestadoras serias reportan caídas de más de 30%  y se espera un mayor impacto en tales cifras para los próximos meses. El Presidente Maduro  no las tiene todas consigo y ahora además de los problemas que le conocemos con el abastecimiento y la economía debe hacerle frente a la bajada de petróleo mas impresionante de los últimos años, lo que hace al gobierno mostrarse altamente indefenso ante las consecuencias de una política de destrucción paulatina del aparato productivo nacional y una sostenida hiperdependencia del petróleo.

En rasgos generales es poco lo que se espera de la tendencia negativa de la situación país, la gente parece preparase para lo peor,  la población en general parece encontrar razones para distanciarse de la propuesta o modelo político impulsado por el autodenominado Polo Socialista, lo cierto es que del gobierno de Chávez es muy poco lo que queda como política social y el escenario  más deprimente lo constituye el deterioro extremo de la capacidad de compra de los venezolanos dejando el sueldo de los trabajadores en un histórico 25 dólares al mes o lo que es igual a menos de 1 dólar de salario por día.

Esta situación de crisis general se agudiza en la medida que el gobierno se encierra en sus propias tesis y verdades excluyendo a sus propios sectores críticos y naturalmente toda la oposición venezolana, los recientes nombramientos en el TSJ y en el CNE demuestran la escasa voluntad por no decir nula del partido de Gobierno de mantener la tradición chavista de compartir espacios de poder en una relación 4-1, por lo contrario, haciendo trizas el pequeño entendimiento institucional y los puentes de gobernabilidad construidos por Chávez decidieron patear esa proporcionalidad e hicieron el nombramiento del CNE con totalidad de partidarios rojos. Dígame usted semejante torpeza solo superada  por la falta de conciencia de lo que ocurre con los servicios públicos y nos referimos a la escasez de medicinas en los hospitales, de camas, de médicos especialistas, nuestra salud es un total caos. Y ni hablemos de la seguridad o de la electricidad en el interior del país, tan solo en Nueva Esparta los bajones eléctricos han derretidos cientos de electrodomésticos que ahora la subida de precios hacen imposibles su recuperación.

Toda esta situación hace que figuras críticas al gobierno de Maduro tengan una alta proyección en la intención de apoyo popular tal es el caso de Leopoldo López quien parece a estas alturas perderse en la popularidad y nos referimos a números por encima del 60%. Lo contrario ocurre con otros dirigentes opositores que han mostrado inconsistencia, debilidad en su tesis o han hecho llamados para sentarse con el Gobierno y que como respuesta el mismo Gobierno con su negativa a contribuido a quemarlos o rostizarlos.

Leopoldo López indudablemente luce vencedor en un escenario competitivo porque además de mantener una base popular permeable en los sectores D y E ha logrado introducir un modelo político claro, conciso, inclusivo en una tesis de centro con un partido que recientemente ha sido aceptado en la Internacional Socialista lo que le convierte en un portavoz de la socialdemocracia mundial.

Sin ánimo de generar polémica indudablemente que la Gente espera un cambio democrático basado en la unión de todos los venezolanos, que dejemos a un lado el odio de clase y la exclusión social, que realmente destruyamos la lista Tascón y cualquier forma o uso de listas de exclusión políticas.