• Caracas (Venezuela)

Esteban Oria

Al instante

Henri Falcón y el posicionamiento electoral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para nadie es secreto el desastre que aguas adentro padece la oposición. La división ronda y acecha la estructura de la MUD y el desespero de algunos es evidente ante la cercanía del juego electoral. Primero Justicia luce como la principal fuerza política luego de la caída de Voluntad Popular al perder a su líder Leopoldo López. Pese a que como estructura PJ tuvo mejor alcance y posicionamiento Voluntad Popular con Leopoldo a la cabeza estaba emergiendo vertiginosamente como la fuerza política caudillista (fenómeno electoral en proceso), esta circunstancia tropezó con la justicia que ahora mantiene a Leopoldo en la cárcel disolviendo la efervescencia que provocaba en las calles y desarmando prácticamente las fortalezas que estaba construyéndose a su alrededor. A la final no se sabe  a ciencia cierta quien salió más beneficiado con esta medida, si el gobierno, PJ, o en su última instancia todo el stablishment de la oposición quienes lucían ahogados ante la sombra del resurgimiento de otro caudillo al estilo Chávez pero desde la derecha.

Ahora el tema es el rumbo de la oposición, por lo pronto las aguas turbias empiezan a ser controladas desde el epicentro del status quo, AD, Copei y ahora PJ se constituyen como la nomenklatura detrás del aparato opositor y en su entorno el resto, lo que yo llamo las centrífugas del poder, en otras palabras, las máquinas que hacen el trabajo, los pequeños partidos, alcaldes independientes pro oposición, intelectuales  y todo aquel elemento útil para el cambio.

La oposición dividida  mantiene dos tópicos temáticos, por un lado el sector de María Corina y en el cual podemos incluir a VP (aunque para los entendidos sean competidores) Ledezma y parte de la sociedad civil (estudiantes USB y UCAB) con la temática de Ciudadanía (Congreso Ciudadano) y la propuesta de Constituyente, por el otro está la nomenklatura con el tópico de Progresismo.

Para los estudiosos en la materia la división conceptual busca posicionar ambas razones políticas, en el entendido y supuesto de que el tópico de ciudadanía influiría sobre el segmento social C de la población (Clase Media acomodada) mientras que el progresismo mantiene su tesis de alcanzar a la mayoría electoral (los segmentos D y E).

Si consultamos recientes encuestas la evolución positiva sobre la imagen de Capriles es apenas perceptible, muchos de sus otrora admiradores en el segmento C ahora lo observan como un mal necesario. Capriles acumula muy poco nivel de confianza dada cuenta su posición frente a la llamada “Salida”, que en lo que a mí respecta fue políticamente adecuada, pero en términos de popularidad le costo  mucho en su propio segmento de apoyo, además hay que agregarle el reconocimiento institucional que le dio a Maduro en Miraflores. En fin lo cierto es que las heridas de estas maniobras aún se reflejan en las encuestas de opinión.

Sin embargo, luego de recorrer este panorama incierto quizás una figura más silenciosa pero no menos relevante permanece a la espera, muy monitoreada por los análisis de opinión y las encuestas. Para algunos analistas Henri Falcón gobernador de Lara empieza a resurgir como pieza ideal y alternativa a la desgastante figura de Capriles.  Lo cierto es que de Falcón solo sabemos que viene del chavismo,  que se enfrentó en ocasiones prácticamente sólo  al mismo Chavismo de Chavez en vida y los derroto y que en la actualidad mantiene un alto nivel de popularidad en Lara.

Ahora que este fenómeno regional es eso, un fenómeno regional, entre muchos opositores sigue siendo un actor incierto, que marca distancia con el discurso tradicional de la oposición lleno de estridencias y retóricas en el mismo lugar. A Falcón se le ve como una frontera, alguien que conoce bien de las equidistancias, un sujeto que tuvo una posición firme y decidida frente a  Chávez y éste en vida le reconoció su liderazgo. Ese Falcón que vemos en la TV se nos muestra vinculado a lo social, con base de apoyo propia. El padre jesuita Virtuoso en una de sus entrevistas ya había dejado colar la idea de que lo mejor para la oposición era una transición desde el mismo chavismo y probablemente no estaba pensando en Diosdado ni en Jaua.

Yo creo que Falcón tiene mucho que decirle al país y no sólo a los larenses, puede ofrecer un puente de entendimiento, una retórica de unidad nacional, puede empezar a construir una base de apoyo más heterogénea en la oposición, es cierto que hace falta más que una idea para asombrar al mundo, es necesaria la acción. Además del discurso y una que otra obra que anunciar en Lara como refacción de una calle, escuela o avenida es necesario ese algo que la población está esperando.

Ciertamente, no es trabajo fácil para un gobernador presentar una gestión de gobierno que impacte al público si su presupuesto es acechado por el déficit como ocurre con las mayoría de los entes públicos en manos de la oposición, no obstante esa es una debilidad presente en la alternativa democrática que en general que alguien sea Falcón o llamase como se llame deberá escatimar. A la final, quizás el país requiere de un discurso reconectador con la esperanza, con la fe en el porvenir, puede sonar ingenuo pero esa reconección habrá que hacerse con muy pocos recursos es por esa razón que la carga moral del reconectador debe ser eficaz. ¿Quién en este escenario puede ofrecerse como reconectador eficaz? Esa es tarea de una oposición inteligente, buscar al reconectador.

Se especula y confía que dada la caída en la popularidad de Maduro existe la probabilidad que la oposición empiece a reunir la fuerza 3 a 1 que requiere para vencer al chavismo, algunos analistas creemos que es probable que ante el desastre en las medidas económicas y la afectación directa negativa en el estilo de vida  que había construido Chávez dentro de su propio segmento  base de apoyo termine éste por castigar a Maduro absteniéndose en las elecciones, Si esto ocurre dejaría a la oposición ante una ventaja incomparable pues una parte del trabajo de migración de voto ya parece conquistada en el segmento D, si todo lo antes comentado  es posible incluida la abstención en el segmento E entonces la MUD administraría la recepción de caudales de votos mas importante de su historia, sería una tortura para el CNE ya que la relación 3 a 1 es imposible de vulnerar como si lo fue supuestamente en el pasado la relación 2 a 1 de algunos  escenarios electorales con Capriles y Rosales.

No obstante quiero volver de nuevo al tiempo presente y dejar las proyecciones, lo que tenemos es una nomenklatura funcionando con perspectiva manteniendo a toda costa sus símbolos mas emblemáticos que incluyen a Capriles, en lo personal creo que la pirámide de Maslow que afecta al chavismo también puede afectar a la oposición como lo demostró con Leopoldo y si el señor Falcon se da a conocer ante la audiencia y su perfil encaja en el cuadro de necesidades de la mayoría electoral puede constituirse en otro eje estructural de altas dimensiones.

Todos sabemos que el país necesita reencontrarse, una unidad política que nos devuelva la venezolanidad; la igualdad política, en la actualidad desde el gobierno se persiste en el modelo de división entre ricos y pobres, rojos y blancos bajo el supuesto de que los beneficios alcanzados para la mayoría están amenazados desde la oposición y sus agentes de la burguesía (sobre esto hay mucho que escribir). Ese discurso que tuvo su tiempo ya no se sostiene, pero recomponer nuestra democracia requiere de mujeres y hombres capaces de entender que el país cambio con Chávez, que desmeritar el aporte del chavismo y radicalizar la actitud frente a este fenómeno histórico es una torpeza innecesaria y una flaco favor que se hace a la opción de la alternativa democrática, que nuestro modelo, nuestra democracia se sostiene con base a las mayorías, en efecto no es un sistema que respeta las minorías ni las representaciones proporcionales, y es un trabajo de arquitectura constitucional que habrá que remediar en su debido tiempo, pero mientras esto ocurra la mejor opción que puede tener la alternativa democrática es el equilibrio político, para decirlo en pocas palabras, que mientras tenemos 1 elector en El Hatillo hay 10 en Catia, esta es la democracia venezolana, es la realidad sin negación.

Lo que ofrece mi análisis es una base de comprensión a los fenómenos políticos y una agenda de debate sincera, si usted desea conectar conmigo @estebanoria