• Caracas (Venezuela)

Esteban Oria

Al instante

Por qué el CNE bloquea el registro del Partido Liberal en Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


El CNE sigue apostando por la política de obstrucción y bloqueo para la conformación de nuevos partidos políticos, sean estos chavistas, moderados, opositores o independientes. Al parecer hay que tener el beneplácito de alguno de los dos polos presentes, y muy probablemente del oficialista para poder tener la posibilidad de registrar una denominación política. Lo que por cierto es un derecho constitucional de todos los venezolanos consagrado en los artículos artículo 52 (Toda persona tiene derecho de asociarse con fines lícitos, de conformidad con la ley. El Estado estará obligado a facilitar el ejercicio de este derecho) y el artículo 67 (Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de asociarse con fines políticos, mediante métodos democráticos de organización, funcionamiento y dirección. Sus organismos de dirección y sus candidatos o candidatas a cargos de elección popular serán seleccionados o seleccionadas en elecciones internas con la participación de sus integrantes. No se permitirá el financiamiento de las asociaciones con fines políticos con fondos provenientes del Estado) de la Constitución.

Llevamos 3 años tratando de registrar la denominación Liberal en el CNE, los rectores del ente comicial se han negado sistemáticamente a recibir nuestra petición alegando infinidad de excusas irrazonables. Con tan solo observar la Gaceta Oficial se puede medir el altísimo número de denominaciones que estos señores del CNE han negado.

En este sentido al parecer este organismo ha tomado la decisión de que los liberales no puedan presentarse ante  unas elecciones en Venezuela. Obviamente persisten en obligar a los electores a jugar con el mismo tablero de piezas electorales sin dar la oportunidad a nuevas propuestas y ofertas electorales.

Nosotros creemos que de darse la oportunidad a un movimiento genuinamente liberal daría al traste con toda la política conocida en el país por el carácter innovador, anticorrupto, moderno y participativo.

Los liberales planteamos de entrada un modelo mixto de economía, una Venezuela en dos tiempos con sectores geográficos determinados que llamaremos zonas de libre comercio que funcionarán con un bolívar liberado. Esta zona trataría con una base legal distinta capaz de promover la inversión extranjera, el asiento de industrias y comercios y una base impositiva especial. 

Dada cuenta nuestra la principal fuente de militantes del liberalismo proviene del sector de tecnologías es vital que las políticas determinadas para esas zonas favorezcan el libre intercambio de bienes y servicios así como generen espacios para el desarrollo de las exportaciones no tradicionales, del mismo modo se espera la presencia de las universidades del país a los fines de potenciar y dinamizar la oferta laboral y el intercambio  académico.

Otra propuesta fundamental de los liberales es la aplicación de un plan anticorrupción mediante el cambio de la geometría del poder desde el gobierno hacia los ciudadanos. Introduciendo un formato de gobierno abierto radical, que aperture la información de los presupuestos a los ciudadanos de modo que accedan a la información pública.

Si por ejemplo es el caso de una alcaldía, los liberales proponen  entregar a cada ciudadano un token que es una especie de pendrive con su identidad cifrada para que lo use al momento de acceder a la información pública y de ese modo pueda consultar sobre egresos e ingresos del municipio, conocer al detalle los pagos de los funcionarios, en qué se invierte el dinero desde comprar papel toilet para el baño hasta la contratación de obras, quiénes son los proveedores, historial de la empresa, quién hizo la orden de compra y el mecanismo de otorgamiento, por ejemplo, si fue por compra directa o por licitación y el o los responsables de las decisiones.

Además, los liberales aspiran a que los ciudadanos junto a las autoridades decidan mediante el voto electrónico sobre determinadas disposiciones de modo que se incremente el poder ciudadano. Por ejemplo, puede definirse el destino de una parte del presupuesto, pudiendo elegir entre prioridades de algunas obras para determinadas zonas geográficas.

Los liberales proponen que los vecinos usen el voto online para decidir sobre el resultado de una obra la gestión de los funcionarios; que califiquen la marcha de los trabajos y ayuden al gobierno a optimizar el funcionamiento de las oficinas al validar el funcionamiento de la atención al ciudadano.

Los liberales entienden como fundacional el principio del autogobierno, observamos al Estado como un impulsor y promotor de medios para la organización ciudadana en función de mejorar el bienestar público de las comunidades.

Los liberales creen en un mercado libre y en un mecanismo de recaudación  de impuesto universal en donde todos los venezolanos participen con su aporte y que sea justo para que paguen más en la medida que tienen mayores ingresos.

Entendiendo el error del capitalismo de Estado, los liberales sostienen que el Estado debe trabajar en procura de una economía de mercado con un enfoque social. “Creemos que las empresas deben estar en manos de los ciudadanos y que en el caso de aquellas industrias consideradas por la Constitución como estratégica, el caso del petróleo y la minería, deben ser afectadas por la política de acceso público a la información”.

“Creemos que las divisas provenientes del petróleo y empresas del Estado deben destinarse al Banco Central de Venezuela autónomo, conforme a las leyes de la república a los fines de que sean usados conforme el presupuesto de la nación”.

Los liberales enfocarán la gestión pública y el gasto en cinco grandes áreas fundamentales, estas son: defensa y seguridad, salud, educación, justicia y autogobierno, siendo el pilar fundamental la salud y educación. Son en estos cinco grandes sectores donde derivarán la mayoría del acciones del poder central mientras que una intensa política de descentralización profundizará el papel de las localidades para que autónomamente puedan crear medios de sustentabilidad.

Los liberales creen que los gobiernos municipales y regionales deben ser el vértice de la nueva república, con capacidades y formas propias de gestión. “Sostenemos que el Estado no debe interferir con la actividad ciudadana en el mercado, sino que debe regular las variables económicas a los fines de dar viabilidad el país”.

“Sostenemos que la igualdad es un principio inalienable e inajenable por lo que será penado y castigado duramente toda forma de discriminación social, racial y sexual, aspiramos a un lugar de oportunidad para todos los géneros y razas, así como un espacio de dignidad para los menos afortunados”.

Particularmente hacen énfasis en la discriminación social porque entienden que es la principal razón tanto para la izquierda como para la derecha venezolana para dividir el país a su favor. “Sostenemos que todos los ciudadanos  tenemos derechos de tener el mismo trato ante la ley y las mismas oportunidades. Por esta razón los liberales están en contra de los monopolios y latifundios. Entendemos que la mejor arma contra el abuso del poder es la educación; por tal razón los liberales mantendremos y ampliaremos el alcance de las iniciativas educativas empleando la educación online en función de construir un ciudadano empoderado”.

Los liberales tienen muchas propuestas novedosas, una de las más importantes consiste en implementar el gobierno digital, en el caso de los hospitales públicos proponen una total transformación del servicio hasta digitalizarlo. Esta iniciativa comprende la democratización de la atención médica que incluye cita automatizada, historia clínica digital, responsabilidad médica por paciente, identificación de roles, control y acceso público de la administración. “Creemos en una medicina pública de primer mundo con los mejores médicos bien remunerados al servicio de los venezolanos, y en una integración de todas las escuelas de medicina a los fines de interrelacionar la producción científica”.

La seguridad pública requiere de funcionarios con buenos salarios, excelente formación e integración ciudadana. Según los liberales “el sistema judicial debe llevarnos a la escogencia por la vía del voto ciudadano de jueces y fiscales a los fines de generar una nueva cultura política que impulse las mejores candidaturas en función de una justicia que llegue a todos por igual”.

Hay mucho por debatir y proponer; para los fines de este artículo de opinión quiero finalizar con un sentimiento mayoritario entre los liberales, y es la negativa a la reelección para ningún cargo de elección popular. Ellos creen que ningún hombre o mujer está por encima de las instituciones, y que estas deben ser protagonistas de la vida civil de los venezolanos. En fin, los liberales podrían transformar el país si el CNE en principio permite registrar la denominación, luego quedará de parte del Partido Liberal avanzar en la consecución de las metas políticas en favor de una nueva frontera ciudadana.