• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

La tecnología apunta al ahorro de energía

Ahorro de energía

Ahorro de energía

Las innovaciones en los motores de las lavadoras y las aspiradoras las hacen más eficientes y silenciosas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Motores más eficientes y silenciosos, diseños que impiden que el frío de la nevera se escape y secadoras de ropa que usan gas son algunas de las innovaciones de las firmas dedicadas a producir electrodomésticos para el hogar.

“El compresor consume el 85% de la energía del refrigerador, por lo que cualquier tecnología de ahorro de energía debe centrarse en él”, dice Erika Mejías, encargada de línea de blanca de LG.

La compañía creó un compresor que reduce los puntos de fricción, eliminando correas y poleas. “Con esto no sólo se reduce en 20% el consumo de energía, sino también el ruido”, asegura. Los aparatos con esta tecnología son más caros, pero tienen garantía de 10 años porque fallan menos.

Otra forma de ahorrar energía es con el diseño, informa Mejías. “Cada vez que se abre la puerta se produce fuga de aire frío que hace trabajar al compresor. La tecnología door in door, crea una puerta más pequeña donde se almacenan los productos que se consumen más, como el yogurt o los jugos. Así se pierde 44,7% menos de aire frío en cada apertura, lo que se traduce en un ahorro de energía de 23,8% comparado con los modelos que no tienen esta puerta”, indica.

Por su parte, Samsung incorporó a sus refrigeradores la tecnología de compresores digitales que hacen un mejor uso de la energía ya que su trabajo es estable, sin alcanzar picos donde se gasta más energía, comenta Cristián Darré, gerente de Productos y Marketing de Línea Blanca de Samsung.

Menos electricidad

Las lavadoras más recientes de LG incorporan la tecnología inverter direct drive donde el motor no tiene poleas y va adosado directamente al tambor, lo que reduce las fallas y permite ahorrar cerca del 45% de energía.

Otra tecnología, llamada six motion, imita seis movimientos propios del lavado a mano, lo que permite ejecutar la labor en menos tiempo. “A esto se suma que ya hay en el mercado lavadoras de más de 20 kg, que antes no existían: al permitir cargas más grandes no sólo ahorran energía, sino también agua y tiempo”, dice Mejías.

Los modelos de Samsung cuentan con la tecnología wobble, que usa unos rodillos en la parte inferior que lavan en forma tridimensional, con ciclos más cortos que ahorran electricidad.

Otra posible forma de ahorro es eliminando el “consumo vampiro”, que es el que se produce cuando el aparato está enchufado, pero sin darle un uso. Annie Dufey, directora de Desarrollo del área de Energía y Cambio Climático de la Fundación Chile, explica que eliminar ese tipo de consumo desenchufando los aparatos cuando no se usan puede reducir hasta un 12% del consumo eléctrico.

En ese sentido, Samsung creó el botón Ecomod, que deja el aparato en un estado de hibernación, apagando todas las luces cuando no se está usando, con un ahorro de 20% de energía.

En cuanto a aspiradoras, nuevas tecnologías permiten producir una fuerza de succión con menor consumo de watts. “Una aspiradora buena tenía una potencia de 2.200 watts, ahora una con un poder de succión sólo un poco menor tiene una potencia de 1.200 watts”, dice Darré.

Las secadoras de ropa son otro de los aparatos que más consumen electricidad. General Electric tiene un modelo de 14 kilos de carga que usa gas y seca la ropa en una hora. “Ahorra cuatro veces más energía que una secadora eléctrica, produciendo un ahorro de 75%”, dice Marcos Núñez, especialista de General Electric y Mabe.