• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Los sueños de William Morris

Los sueños de William Morris | Archivo

Los sueños de William Morris | Archivo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hay gente que nació para hacer de todo. Así parece haber sido el caso de William Morris, un hombre del Renacimiento, que vivió en la era victoriana queriendo hacer las cosas a la usanza de la Edad Media. Un soñador que materializó muchas de sus fantasías y que aún se le considera como uno de los diseñadores más influyentes de su siglo. Morris fue artesano, impresor, poeta, escritor, activista político, pintor y diseñador, además de fundar el famoso movimiento Arts & Crafts.

Morris (1834-1896) nació en el seno de una familia privilegiada cerca de Londres, lo que le permitió estudiar Teología, Arte y Arquitectura. Tuvo contacto con el movimiento prerrafaelista, cuyo ideal de volver a lo artesanal lo influenció notoriamente. Pero fue un viaje a Francia, cuando tenía unos 20 y tantos, lo que lo marcaría sin remedio. De ese periplo regresó a Inglaterra con ganas de sembrarla de catedrales y edificios góticos. Su propia casa, la famosa Red House que le obsequiaría como regalo de bodas a su esposa, una muchacha pelirroja de clase obrera, recreaba en todo su esplendor las escenas domésticas del Medioevo.

Luego vino la hora de diseñar. “Con una pequeña ayuda de sus amigos” montó una empresa (Morris, Marshall, Faulkner & Company), en 1861, para luego lanzarse en solitario con Morris & Company, en 1875. Allí se dedicó a crear prácticamente de todo: muebles, cerámicas, azulejos, vidrieras y su obra más perdurable, papel tapiz y textiles. Sus diseños frutales y florales, completamente influenciados por las estampas de la Edad Media, todavía hoy se siguen comercializando como clásicos.

El problema con los sueños de Morris es que eran paradójicos. Si bien por un lado quería resaltar el valor de lo artesanal sobre lo industrial y quería dedicar su trabajo a la clase obrera, por el otro, el costo de sus exquisitos productos hechos a mano se volvía inaccesible para ese público.

Morris murió a los 62 años de edad. Dicen que lo que se lo llevó a la tumba fue el hecho de haber trabajado como 10 hombres juntos. El trabajo de su firma, que el año pasado celebró sus 150 años, puede verse en http://william-morris.co.uk.