• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Los recipientes maravilla de Tupper

Tupperware

Tupperware

El polietileno pasó de la guerra a la casa para almacenar alimentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A la compañía de plásticos de Earl Silas Tupper (1907-1983) le llegó un cargamento de bolas de polietileno a mediados de la década de 1940.

Este material se producía para la guerra (implementos ligados a los radares), pero al terminar la confrontación los fabricantes no le encontraban otros usos. A Tupper le interesó el polietileno porque era un plástico sin mal olor, no tóxico, liviano y duradero. Y se le ocurrió que podía servir para almacenar alimentos, en vez de los frágiles vidrio y loza.

Así, en 1946, surgieron los tazones (o tazas) maravilla, a las que además Tupper les agregó una tapa que actuaba como un sello hermético que impedía que el aire descompusiera los alimentos, que los líquidos se derramaran y que el olor se dispersara por la nevera. Era algo novedoso. Sin embargo, los recipientes no lograban venderse hasta que Tupper contrató a Brownie Wise, una entusiasta ama de casa que creó las primeras “fiestas Tupperware”, cuyo principal objetivo era hacer demostraciones de la hermeticidad de los recipientes. Con estas reuniones se dispararon las ventas y la compañía, en su expansión, se mudó a Florida.

Tupper era oriundo de New Hampshire (Estados Unidos) y era un inventor frustrado. Criado en una granja, había intentado infructuosamente hacerse una carrera creando un cono de helado que no goteaba o un corset especial para sacar musculatura. Ante la realidad de mantener una familia, aceptó un trabajo en una planta de plásticos de DuPont. Fascinado con el material, fundó en Massachussetts su propia compañía en 1938: Tupper Plastics, en la que fabricaba ceniceros y jaboneras, pero el plástico con el que trabajaba se descascaraba, era de mal olor y los artículos eran altamente inflamables. Pero eso cambió con el polietileno.

Hoy, los recipientes Tupperware se distribuyen en más de 100 países e incluso en español la palabra tóper (por la fonética de tupper) se usa como sinónimo de recipiente plástico. Y en más de medio siglo se han desarrollado cientos de modelos de contenedores, jarras, bandejas, ensaladeras, vasos y demás implementos de plástico en diversos colores. Una de las últimas novedades es el Tupper Cebolla, para guardar ese vegetal o colocar dips de cebolla o ajo.

Señas

La marca se estrenó en las redes sociales con dos páginas en Facebook: Tupperware Venezuela (dedicado al consumidor) y Somos Tupperware Venezuela (destinado a la fuerza de ventas independiente).

Twitter: @tupperware_ve

Instagram: tupperwarevenezuela