• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Una onda ecológica para recubrir el hogar

El bambú también se puede mezclar con otra materia natural como lo es la caña de azúcar para producir revestimientos

El bambú también se puede mezclar con otra materia natural como lo es la caña de azúcar para producir revestimientos

El bambú y la caña de azúcar son las materias primas de los nuevos revestimientos para paredes, techos y pisos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La preservación del planeta para el disfrute de las generaciones futuras es una premisa muy actual. El campo de la decoración no queda fuera de este objetivo, y por eso ahora se utilizan materiales reciclados o procedentes de cultivos sostenibles para transformarlos en elementos para el hogar, tal como los revestimientos que se colocan en pisos, techos y paredes.

Una de esas materias primas es la fibra de bambú. Leonardo di Cesare, representante de Marmi la Galería del Mármol, explica que con ese componente se realizan cubrimientos para suelos y techos que son de fácil instalación, pues sólo requieren cemento de contacto. Ante cualquier duda orientan a los compradores sobre cómo deben hacer el montaje.

“Una vez instalado puedes aplicarle cualquier tipo de pintura. Además, tienen protectores contra hongos. Gracias a la forma del mismo material de 3 dimensiones se obtiene aislamiento acústico del espacio. Son láminas de 50 centímetros por 50 centímetros, y hay otros modelos de 62 centímetros por 80 centímetros”, indicó. Cualquiera de los 15 modelos tiene un precio de 700 bolívares por metro cuadrado.

Di Cesare aseguró que el cuidado que requiere es igual al de una pared normal: sólo necesita pintura a base de agua o aceite. Aclaró que la única limitante de las láminas es que no pueden estar cerca de áreas húmedas como duchas, aunque sí pueden estar dentro del baño, el hall de entrada de los edificios y en los techos porque es un material ligero.

“La ventaja es lo liviano, su fácil instalación y que se le puede dar cualquier acabado. Es posible repintar para cambiar el color sin problemas”, dijo.

Marmi también ofrece la línea Eco, de la marca Silestone (de la empresa española Cosentino), compuesta por láminas para hacer topes, muebles y hasta escaleras. “Toda la línea de fabricación y el producto final es totalmente ecológico. Cuesta entre 8.500 bolívares y 9.000 bolívares el metro cuadrado de lámina. La durabilidad es eterna y no requiere cuidados especiales, además se consigue en variedad de colores”, apuntó Di Cesare.

Las láminas están compuestas por 75% de materiales reciclados (espejo, vidrio, cerámica y cenizas vitrificadas) y 25% de restos de piedras naturales de una resina ecológica. Tienen un acabado pulido en todos los tonos y de cuero en algunos modelos. 

 

Otra alternativa. El bambú también se puede mezclar con otra materia natural como lo es la caña de azúcar para producir revestimientos para techos y paredes. Este es el caso de la marca WallArt, que comercializa Corporación H&C 300.

Cesar López, director de la compañía, explicó que este producto es de origen holandés y que ha recibido varios premios internacionales. “Es un material muy noble, ecológico y biodegradable. Es fácil de instalar: se le coloca silicón frío por detrás y poco a poco se va pegando y armando como un lego. No es necesario cubrir todas las paredes, puede ser una completa o sólo un detalle. También se pinta. Es resistente al agua, por lo que va bien en baños o salpicaderos de cocina. Es flexible y eso permite el uso en paredes curvas, además es más resistente que un drywall”, destacó.

Ofrecen 20 modelos cuyos precios oscilan entre 650 y 850 bolívares el metro cuadrado. Aclaró que aun cuando el producto es resistente al agua es preferible usarlo en interiores porque aún se encuentra en fase experimental colocarle una cobertura hidrófuga (sustancia que evita la humedad y las filtraciones).

 

Para siempre. También existen opciones ecológicas para los suelos. Gisela Adams, de la Importadora Baragua Internacional de Venezuela, señaló que la empresa ofrece pisos de bambú de tecnología alemana y fabricados en China, los cuales pueden ser usados en interiores o exteriores. “Es un material resistente a la humedad, a las termitas, al moho y al fuego. Es ecológico y con una durabilidad eterna”, resaltó.

Hay una alternativa que es el piso tradicional sólido estructurado en capas, cuyo precio es de entre 430 y 480 bolívares el metro cuadrado más IVA, mientras que los de fibra, que son recomendados para sitios de bastante tránsito, se encuentran entre 580 y 698 bolívares.

“La distinción de precios la hace el sistema de instalación, pues tenemos machihembrado y sistema clip, este último es el fácil de instalar porque se hace como un rompecabezas”.

Estos pisos tienen siete capas de óxido de aluminio más una última de acabado que puede ser mate, semigloss, gloss y high gloss, que es el tipo espejo.