• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Una mesa de fiesta soñada

Los muñecos de anime y los arcos de globo no son la única manera de decorar una fiesta infantil / Carla Candia

Los muñecos de anime y los arcos de globo no son la única manera de decorar una fiesta infantil / Carla Candia

Complacer al cumpleañero no requiere ideas rebuscadas sino sencillas para crear un mantel cubierto en tul, arreglos florales y globos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los muñecos de anime y los arcos de globo no son la única manera de decorar una fiesta infantil. De hecho, existe una tendencia de volver a la sencillez, y así complacer al cumpleañero y maravillar a los invitados con ideas originales hechas en casa.

Lo primero es concentrarse en el centro de atención de una fiesta infantil ­además de la piñata, claro está­: el mesón de la torta. Alrededor de él no sólo se centrarán los antojos de grandes y chicos sino también todas las miradas. Por eso, van estos tres ejemplos de mesas de ensueño y otras ideas sueltas para crear la decoración perfecta sin demasiado esfuerzo.

Fantasía en rosado
La clave está en combinar los distintos tipos de rosado y mantenerlos en todos los elementos (se puede hacer con cualquier otro color).

El mesón: una opción es comprar el mantel, buscar entre los que se tengan en casa o alquilarlo a una agencia de festejos. En el caso de esta decoración en particular, el tono escogido es un rosado más fuerte que el tul. Para crear el efecto del velo se necesitan por lo menos ocho metros (si es un mesón de festejo). Se corta del largo que se desee y se la da la vuelta a la mesa con la tela (con una engrapadora de tapicero o unos chinches).

Dulceras y envases: depende de la cantidad y el tamaño, por lo menos se necesitan 10 metros de cinta tipo gross. Para lograr el efecto "arruchado" se pega un extremo de la cinta sobre la tortera o plato (usando la pistola de silicona), se dobla, se vuelve a pegar (con un punto de silicona) y así sucesivamente.

Arreglos florales: como la protagonista de la mesa es la torta, los ramos deben ser un complemento y no la atracción principal. Para eso hay que cuidar la altura de las flores, colocarlas lo más juntas posible y preferiblemente usar un envase cuadrado. Se pueden combinar distintas flores del mismo color o flores iguales de más de un tono para garantizar cierta uniformidad y utilizar follaje verde para rellenar.

Globos: los llamados "chorizos" de globos son mucho más fáciles de hacer de lo que parece. Primero es necesario comprar alrededor de 150 globos (hay que contar con que algunos se reventarán antes de que comience el evento) de tonalidades diferentes. Se inflan, se amarran de a cuatro (bien sea utilizando el mismo globo o nailon) y luego se une cada "ramillete" también con nailon. Se colocan en la pared tantos clavos como arreglos se tengan y se amarran los hilos de nailon alrededor.


Sensación multicolor
El colorido llamativo hace esta decoración estilo Little Einsteins particularmente atractiva para los niños. La idea es que la combinación de colores esté presente en todos los adornos.

El mesón: Hasta un mantel de papel, de esos que venden en las piñaterías, puede convertirse en un accesorio de lujo si se utiliza de la manera correcta.

Una opción es darle un toque propio. Para eso se puede comprar fieltro de un color vistoso, cortar una franja de por lo menos 15 centímetros de ancho, sujetarla a la mesa con la engrapadora de tapicero y cortar de abajo hacia arriba (sin llegar al tope), dejando un centímetro de separación entre cada corte. Si no es suficiente se pueden cortar en cartulina de color motivos varios (en este caso notas musicales) y pegarlas al mantel.

Platos: usar una base de espejo es una idea magnífica, pues el reflejo del dulce lo hace aún más apetitoso. Ahora bien si en las tiendas de artículos para el hogar no las tienen, entonces una posibilidad es mandarlas a cortar del tamaño deseado en una cristalería.

Globos: se arreglan igual que en la decoración anterior con la salvedad de que aquí los colores no se mezclan.

Inspiración artística
Esta opción puede usarse de dos maneras, para el mesón de la torta o para una fiesta más íntima en la que los pequeños invitados jugarán a crear arte (entonces se añaden unos pinceles y frascos de pintura y listo).

Mesón: si el propósito es usar esta mesa para que los pequeños se sienten y dejen fluir su creatividad, lo ideal es usar como mantel papel bond (se puede comprar en rollos en algunas jugueterías, papelerías o tiendas de arte). Para que se sostenga sólo se pega por debajo de la mesa con cinta adhesiva. Si la decoración será utilizada en un mesón para la torta lo mejor será un mantel de papel.

En cualquiera de los dos casos, en el medio se le puede colocar una franja de algún papel de regalo colorido.

Globos: una manera inesperada de utilizar los globos es colocarlos boca abajo como si cayeran del techo. Para eso se inflan, se amarran con una cinta de papel (de esas con las que se hacen los lazos de regalo pero extradelgada) y se pega la cinta al techo (con tirro o chinches, dependiendo del material del techo y de si la pintura se desconcha). Mientras más colores se utilicen, más alegre lucirá el arreglo.

Centro de mesa: como el tema de esta fiesta es el arte, qué mejor que crear un florero utilizando lápices de colores.

Sólo basta con buscar un envase cuadrado y pegar los creyones de madera con la pistola de silicona.