• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

La libertad se apodera del comedor

Comedor

Comedor

Una iluminación cálida y detalles como flores o candelabros, acompañados de una vajilla conceptual darán el toque perfecto a un momento especial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los comedores a juego son cosa del pasado. La tendencia actual para la elección del mobiliario de este importante espacio de la casa se describe con una sola palabra: libertad. Mesas y sillas en rigurosos diseños combinados han cedido su espacio a líneas más flexibles en las que ya no parece insólito comprar cada pieza en lugares distintos.

“Más que elegir un juego se trata de combinar, utilizando acabados y materiales como hilos conductores de la combinación”, señala Nora Toledano de Cohen, representante de la mueblería Stylus.

Los acabados cromados en las superficies de las mesas están en boga y funcionan como un ejemplo perfecto de cómo se puede armar un comedor contemporáneo, eligiendo sillas de patas metálicas o en madera con pequeños detalles en cromo en la base. Esa es sólo una posibilidad con este acabado, que también se está llevando en las bases de las mesas.

Vidrio y cuero

Una mesa luce regia con un tope en puro vidrio, como lo explica Eduardo Martínez, especialista en desarrollo de interiores para Iskia. “Este material forma parte del modelo conceptual que se aplica ahora para los comedores. Se trabaja en cortes de mucho grosor y también en diseños particulares, como siluetas, para crear topes únicos”, precisa.

El cuero, siempre bien ponderado por su apariencia y durabilidad, ha vuelto a tapizar las sillas de comedor, que ahora se eligen bajas y modestas para ceder el protagonismo a las mesas, especialmente si éstas son de gran formato, lo que sería siempre lo ideal. “Si el espacio es grande, las mesas cuadradas para 6, 8 o 10 comensales son perfectas. Este formato es el más integrador, incluso más que la clásica mesa rectangular”, indica Martínez. Con respecto a esta última forma, sigue siendo la más vendida, apuntan en Stylus, aunque con algunos cambios: ahora se fabrican con cabeceras más amplias para incorporar más fácilmente comensales de último minuto.

Otra novedad son las mesas extensibles, fabricadas en madera y vidrio, y que se pueden ampliar para cuando se reciben invitados especiales y mantenerlas replegadas para el uso diario.

Las redondas son idóneas para espacios más pequeños y funcionan especialmente bien para comidas más íntimas, de acuerdo con Daniela Pappadia, representante de Stylus. “Lo más importante para elegir la forma de la mesa es tomar en cuenta el espacio del que se dispone y la cantidad de personas que hacen vida en el hogar”, agrega.

Haciendo el ambiente

Para decorar el espacio, en Stylus sugieren espejos de pared que den fondo al amoblado elegido. Estos espejos pueden ser los más clásicos –rectangulares, con o sin marco– o mosaicos compuestos por atrevidos cortes de distintas formas que integren una pieza singular, que sin duda dará un aire innovador al área. “Un buen cuadro es otra posibilidad”, destaca Toledano.

Para iluminar el área una buena lámpara de techo acorde con el estilo de los muebles es esencial. La luz dará vida al espacio, que no debe ser oscuro y más bien pintado preferiblemente en tonos que despierten el apetito, como los colores melón, salmón, marrones, naranjas y rojos, recomienda Martínez. Lo ideal es mantener un ambiente lo más cálido posible, recalca, así que si se pueden instalar interruptores para graduar la intensidad de la luz, mucho mejor. En un seibó, que es considerado por excelencia el apoyo de todo comedor para guardar los utensilios de cada comida, pueden también disponerse lámparas de mesa. “Sobre la mesa se colocan candelabros que complementan la iluminación y dan su toque al ambiente, pero se utilizan sólo en las cenas; en el día, los floreros de medidas pequeñas imperan en los comedores de hoy”, remarca. 

Vestir la mesa

Y aunque los estilos se han flexibilizado, la etiqueta sigue siendo la misma, por lo que el mantel se mantiene como la norma para vestir el comedor cuando la recepción lo amerita. “El camino de mesa es siempre una opción cuando apoya la decoración, por ejemplo, a juego con las flores elegidas. Pero en solitario no se usa”, explica Martínez.

En ocasiones más informales los mantelitos individuales son una alternativa válida, fabricados en materiales como rafia, poliuretano y tela. Sobre ellos, otros invitados de valor: vajilla y cubertería. Los platos blancos y lisos quedaron para el uso diario, si acaso; las vajillas para las recepciones de hoy se distinguen por los diseños que lucen, como grandes flores, aves, corales y texturas visuales y táctiles toman la porcelana como un lienzo. “Son piezas atemporales, que no pasarán de moda. El plato principal es el protagonista, con un gran diseño a juego con los tonos de otras piezas de la vajilla”, explica Martínez.

Las texturas, como grabados sobre la porcelana, también se están llevando en las vajillas contemporáneas. “Es un barroco distinto, novedoso, que redefine las piezas blancas más tradicionales y les da otro estilo”.

Para complementar, la cubertería en acero inoxidable como una alternativa a los costos de la plata, en diseños estilizados y afines con las tendencias minimalistas que privan en la decoración de hoy en día.

Señas

Iskia

Calle París, entre Mucuchíes y Trinidad, quinta París. Las Mercedes.

Teléfono: (212) 991 0411

www.iskia.com.ve

Avenida Sur, centro comercial Paseo El Hatillo, piso 4. La Lagunita, municipio El Hatillo.

Teléfono: (212)  211 5471

Mueblería Stylus

Avenida Río de Janeiro, entre Nueva York y Trinidad, edificio El Remanso, PB. Las Mercedes.

Teléfonos: (212)  993 7266 / 992 4319

www.stylusmuebles.com