• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Los globos dan un toque divertido

Los globos dan un toque divertido

Las bombas brindan una ilimitada variedad de opciones para ambientar eventos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Versatilidad y originalidad son dos de los muchos calificativos que tiene decorar con globos. Atrás quedó la idea de que estas bombas de colores son sólo apropiadas para las fiestas infantiles o ciertos arreglos florales. Actualmente, esta técnica ha asumido un papel vanguardista en el mundo de la decoración gracias a su variedad e ilimitadas alternativas para ambientar.

Para Evely Bejarano, dedicada desde hace tres años a la decoración de fiestas y eventos, las ventajas de esta opción radican en que “además de las tradicionales flores decorativas, se pueden construir obras de arte, piezas únicas elaboradas con la amplia variedad de globos que existen en el mercado”.

Al parecer no hay límites, ya que sirven para decorar centros comerciales, bodas, cumpleaños, actos escolares, obras de teatro, desfiles de moda y hasta congresos. “De todo”, subraya Bejarano.

Usar globos permite dar un toque personal o esa ansiada peculiaridad a ese evento tan especial, incluso con su propia participación en el diseño del acontecimiento, lo que permite un mayor margen de maniobra al asumir costos. Es por ello que en Venezuela han aumentado las ofertas de cursos de decoración con globos.

Origen muy antiguo. Aunque a muchos les parezca una novedad, este tipo de ambientación tiene raíces remotas. El blog Decoración con Globos en Toluca señala que “los primeros informes documentados de algo parecido a los globos datan de la época medieval, donde trovadores y bufones inflaban las entrañas de animales para entretener al público”. En esta misma página web cuentan que incluso algunos arqueólogos aseguran que civilizaciones como la azteca y la egipcia empleaban este proceso para celebrar sus consagraciones.

Lo concreto es que este arte se desarrolló como tal con la invención del caucho en el siglo XIX y la posterior creación del látex. Fue Neil Tillotson, en los años veinte del siglo pasado, quien inventó los globos de látex y la empresa que formó para fabricarlos todavía se encuentra en producción.

Variedad. En la actualidad existen globos redondos y no redondos. Los primeros van desde 5 pulgadas, que son los más pequeños, hasta 36 o más, señala Bejarano. Los más utilizados son los de 5, 7, 12, 16 y 36 pulgadas, dependiendo del arreglo que se quiera hacer.

Además, en el mercado hay marcas profesionales que son un poco más costosas y otras no profesionales que resultan más económicas. La diferencia está en que una decoración “puede durar más de un mes y medio inflada con las marcas que ofrecen garantía, mientras que las económicas resisten pocos días”, añade Bejarano.

Los globos no redondos son los twister. De ellos hay tamaños que varían de acuerdo con la capacidad de inflado que cada uno permite, por lo que hay globos 160, 260, 346 y 646 pulgadas que son los más utilizados.

Los que tienen una apariencia metalizada (conocidos como foils) fueron desarrollados a partir de una técnica creada por la NASA con fines aeroespaciales y que consiste en una película plástica con recubrimiento metálico.

Tareas fáciles

Flores: necesita cinco globos del mismo color e inflados del mismo tamaño. Enrosque los extremos, únalos por pares y luego estos pares entre sí, dejando espacio para el quinto globo y amarrando los cinco. Luego realice el mismo procedimiento con cinco globos más, pero de un tamaño menor y de un color diferente para dar contraste. Finalmente coloque uno de la misma talla de los pequeños con un tono distinto en el centro. Todos serán unidos por sus respectivos cuellos a través del hoyo en el centro que se crea entre ellos.

Arcos y cadenas: se hacen usando globos con apéndice (una extensión de látex en el lado opuesto al cuello por donde se infla la bomba). Ese apéndice se pasa alrededor del cuello de otro globo para amarrar unos con otros.