• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

El estilo contemporáneo impera en las salas

Sala de estilo contemporáneo / Fotos Cortesía Stylus/Collectania/DecoMobilia

Sala de estilo contemporáneo / Fotos Cortesía Stylus/Collectania/DecoMobilia

Líneas rectas, simplicidad y diversidad de texturas son algunas características que definen el área común más cuidada de la vivienda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las salas de estilo contemporáneo son espacios concebidos para que la gente los use, los viva y los disfrute. Aunque en algunos casos los resultados son fríos, la calidez se le aporta con coloridos y divertidos elementos.

Teresa Lovera, ejecutiva de Ventas de DecoMobilia, apunta que este estilo se define por las líneas rectas y sencillas. Es algo en lo que María Fernanda Sahmkow, diseñadora de interiores de Stylus, coincide y agrega que lo contemporáneo es bastante limpio.

Elemento vital

Los asesores de proyectos de Collectania indican que actualmente la sala no sólo está destinada a recibir a las visitas sino que también debe atender las necesidades de las personas que viven en la casa. Es por eso que los sofás deben ser cómodos, a diferencia de los que se usaban antes que eran rectos y rígidos. También consideran que hay líneas más puras en los sofás y que pueden tener forma de L, algo que en el pasado era poco común.

“El sofá de la sala ahora es de uso diario. Lo buscan cómodo, de líneas rectas y definidas, pero que pueda integrarse a otros estilos para que también puedan perdurar en el tiempo”, explica Marybel Diogo, diseñadora de interiores de Stylus. “El relleno que se usa ahora es el memory foam, que evita que se marque el espacio donde te sentaste, pues el mueble vuelve a su posición original”.

Lovera opina que en el tema del color lo ideal son los tonos claros. “Sin embargo, hay gente que les tiene temor por el mantenimiento y por eso buscan el gris, en cualquiera de sus tonalidades, que es más encubridor de algunos detalles”.

Los asesores de Collectania explican que aun cuando se sigue usando mucho el cuero hoy en día es más común escoger la tela. No obstante, los que piensen darle mucho uso al sofá deben tomar en cuenta la recomendación de Marybel Diogo. “Si la sala es pequeña y tendrá un solo mueble porque no hay más espacio se debe decidir por el cuero. Es más resistente, más fácil de limpiar, se puede pintar e hidratar y es más flexible para el uso diario”. Agrega que eso también dependerá del gusto, porque hay a quienes el cuero les parece frío.

Piezas complementarias

La mesa de centro sigue siendo un elemento importante. “Es indispensable. Un recibo sin mesa no tiene sentido”, afirma Lovera. Para que no desentone con el estilo contemporáneo hay que tomar en cuenta algunas consideraciones.

De acuerdo con los asesores de proyecto de Collectania, hay más tendencia a las mesas de vidrio o laqueadas que a las de madera. Lovera añade que se están utilizando en líneas rectas –cuadradas o rectangulares, dependiendo del espacio– y que actualmente se dejan de lado las de formas redondas u ovaladas. Indica que las hay en cristal, madera o metal, e incluso en combinaciones de estos materiales.

Diogo considera que las mesitas cromadas con tope de vidrio siempre son de gran ayuda. Recomienda tener una de centro, bonita y elegante, acompañada de coloridas mesas auxiliares que se puedan mover y hasta rodar.

La alfombra también es un elemento relevante. Los asesores de proyecto de Collectania precisan que existen de todos los tipos, colores y materiales. Para ellos no hay regla con respecto a esa pieza, pero resaltan que mientras más fría sea su aspecto puede resultar aún más contemporánea.

Para Diogo, los puffs y cojines son fundamentales. Sin embargo, aclara: “Al hablar de puff no me refiero a los que se deforman y están rellenos de anime, sino a los que son duros y redondos que funcionan como mesita auxiliar o como asiento”. Lovera indica que hay clientes que, a falta de espacio, compran un sofá de dos o tres puestos y los complementan con puffs que tengan ruedas.

La poltrona también tiene un lugar de honor en este y todos los estilos, explica Marybel Diogo. “Si no se tiene espacio para dos, por lo menos colocar una. Si hay un sofá en cuero se busca una poltrona de tela o viceversa. La idea es tener distintas texturas”.

Aunque hay elementos específicos que son una apuesta segura al momento de alcanzar el estilo contemporáneo, será la imaginación y el gusto de cada persona lo que le otorgue un toque único y particular a cada sala.

La mejor inversión

Aunque muchas personas quisieran tener una sala al estilo contemporáneo, la realidad es que a veces el presupuesto es limitado y es imposible gastar mucho dinero en cada pieza. Sin embargo, hay una en la que no se puede economizar: el sofá.

“No todo tiene que ser carísimo, se puede tener una mesa u otros accesorios a precios asequibles. Pero sí es aconsejable invertir en un sofá o una poltrona de calidad”, indica Marybel Diogo de Stylus. En eso concuerda Teresa Lovera, de DecoMobilia, quien expresa que esta pieza “debe ser de calidad, con acabados de primera y que brinde confort y durabilidad. Hay unos que duran hasta más de veinte años”. En Collectania señalan que si el presupuesto no es mucho otra opción es crear el estilo gradualmente en vez de comprar todos los muebles de una vez.

Gris es el color

En Collectania sugieren usar en la sala un juego de colores que, en conjunto, sean coherentes y tonalidades con que hagan sentir cómodas a las personas, pero aseguran que hay una tendencia de colores claros que son una apuesta segura si se quiere lograr el efecto contemporáneo. Sin embargo, destacan la gran influencia del gris por ser un color fácil de mezclar y de usar. Marybel Diogo, representante de Stylus, considera que este tono es fundamental en la sala de estilo contemporáneo, aunque también sugiere el color topo –entre gris y marrón– porque se funde bien con todos los demás.