• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

La elegancia tiene su lugar en Cumbayá

En la terraza se usó rafia y fibra natural para los muebles, mientras que los pisos y paredes son de espacato y piedra / Cortesía Adriana Hoyos

En la terraza se usó rafia y fibra natural para los muebles, mientras que los pisos y paredes son de espacato y piedra / Cortesía Adriana Hoyos

La residencia La Gran Estancia posee espacios para relajarse, socializar y descansar.  En el proyecto de interiorismo de Adriana Hoyos en Ecuador predominan tonalidades tierra y accesorios de bronce, cuero y vidrio para mayor luminosidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La arquitectura y el diseño de interiores van de la mano. Un ejemplo claro es La Gran Estancia, una residencia familiar ubicada en la localidad de Cumbayá, en Ecuador. Allí, el acondicionamiento de los espacios internos exalta la belleza del edificio y crea un ambiente majestuoso. El decorado posee un estilo elegante que aporta sobriedad y un tono distinguido al hogar.

El edificio y la decoración se complementan entre sí. Es una construcción de techo alto enmarcada por el verdor de un amplio jardín. Aproximadamente, 890 metros cuadrados se distribuyen entre salas, comedores, habitaciones, una piscina y una terraza. La luz natural se cuela en algunos salones y añade una luminosidad que se mezcla con los tonos, en su mayoría colores tierra, usados para ambientar.

Estancias magistrales. El mármol exótico es un componente base en el diseño de esta vivienda. “La inspiración vino de ese material y otros como laca color mink”, destaca Emilio Vázquez, jefe internacional de la marca Adriana Hoyos.

Añade que los ambientes y los muebles se diseñaron en torno a esas tonalidades. La extensa presencia del mármol es visible desde que se entra. En la sala se observa sobre la chimenea de granito. “Ese es el elemento decorativo vital de la residencia”, indica Vázquez. Relata que lo más llamativo es la doble altura del decorado. En esa habitación atrae también la amplia vista que muestra el valle.

El corredor de entrada asombra con un juego de espejos de diversos ángulos y un diseño tipo Mondrian que se mezcla con un collage de cuadros complementarios. Su ubicación es estratégica porque refleja la puerta de entrada y el juego de texturas que envuelve, explica Vázquez.

En el comedor principal reina la sobriedad. Su moderada ambientación permite que el protagonismo se lo lleve la mesa, con capacidad para 12 personas. El decorado de la sala consiste en una gran pintura ubicada en la pared lateral y una lámpara que cae justo sobre el mueble principal.

Los pisos combinan a la perfección con el estilo del hogar. Son de porcelanato en la mayor parte de las estancias, lo que permite que la elegancia desborde desde que se entra. En los dormitorios hay un escenario más acogedor. “El uso de la madera en esas habitaciones brinda mayor calidez al ambiente”, señala Vázquez. El material también se observa en el estudio de la casa. Un pequeño salón en el que destaca el toque contemporáneo que aportan los detalles en madera fina.

La terraza está rodeada por el jardín. Allí se ubica otro comedor, más pequeño y casual que el principal. Los muebles, el piso y las paredes están hechos con materiales naturales para acoplarse al espacio que lo rodea. Se usó rafia y fibra natural para los muebles, las paredes y el piso son de piedra y espacato. El recinto invita a relajarse en el cálido clima de la ciudad. “Su estilo contrasta con la elegancia de los muebles de la casa”, comenta Vázquez.

Diseño y acondicionamiento. La marca Adriana Hoyos realizó un proyecto de interiorismo en la residencia a partir de una propuesta: implementar una decoración exclusiva, acogedora y cálida. Pero el estilo que allí había distaba en gran medida del objetivo planteado.

“Era un sitio moderno minimalista con una linda arquitectura”, cuenta Vázquez. Los lujosos materiales usados y el desarrollo del diseño interior cambiaron el ambiente y lo convirtieron en el ideal que se buscaba.

La elegancia es la clave para establecer un espacio imponente. Eso es lo que se observa en La Gran Estancia. Vázquez define el estilo aplicado como contemporáneo elegante. En el mobiliario destaca una mezcla de textiles con acabados en tonos ladrillo y beige. Accesorios hechos de bronce, cuero y vidrio se añadieron como complemento. “Esos materiales se seleccionaron porque brindan mucha luz a los ambientes”, afirma.

Ficha

Área 890 m2 aproximados

Pisos: porcelanato y madera

Materiales: mármol, granito, madera y piedra.

Exterior: rafia, espacato, fibra y piedras naturales.

Señas

Adriana Hoyos

Entre calles Madrid y Trinidad. Las Mercedes, Caracas

Teléfono: (0212) 993 6343

www.adrianahoyos.com